17 de marzo de 2021 - 9:11 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 17 de marzo de 2021 8:21 pm

El Papa encomienda Paraguay a la Virgen de Caacupé frente a la violencia

Redacción ACI Prensa

Al finalizar la Audiencia General de este miércoles 17 de marzo en el Palacio Apostólico del Vaticano, el Papa Francisco hizo un llamado al fin de la violencia, que “siempre es autodestructiva”, en Paraguay y encomendó a la nación a Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé.

El Pontífice se refirió a las protestas que desde principios de marzo se están produciendo en el país latinoamericano debido a la gestión de la pandemia de coronavirus por parte del Gobierno.

Los manifestantes protestan contra la vuelta a las duras restricciones, como confinamientos más estrictos o cierre de comercios, que están causando un grave perjuicio económico. Las protestas han sido duramente reprimidas por la policía, lo que ha agravado aún más la crisis política.

Según un estudio de la universidad Johns Hopkins de Paraguay, el país cuenta ya con 183.348 contagios y 3.554 fallecidos.

El Santo Padre señaló que “durante esta semana me han preocupado las noticias que llegan del Paraguay. Por intercesión de Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé, pido al Señor Jesús, Príncipe de la Paz, que se pueda encontrar un camino de diálogo sincero para hallar soluciones adecuadas a las actuales dificultades, y así construir juntos la paz tan añorada. Recordemos que la violencia siempre es autodestructiva. Con ella no se gana nada, sino que se pierde mucho, y a veces todo”.

Este mensaje del Pontífice se suma al de Mons. Adalberto Martínez Flores, Presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya, del 13 de marzo, en el que también encomienda a Paraguay “a la Virgen de los Milagros de Caacupé, que como Madre nos proteja, sea nuestra defensa, refugio y amparo en las difíciles pruebas de la vida y muy especialmente en esta epidemia que padecemos”.

Además, en un comunicado del 6 de marzo del Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Paraguaya los Obispos paraguayos lamentaban que la manifestación con la que dio comienzo la protesta ciudadana el viernes 5 de marzo, que “se inició como una fiesta de la democracia”, se empañara “por hechos de violencia con saldo de heridos entre los manifestantes e integrantes de la policía”.

Los Obispos recordaban que “reclamar pacíficamente a las autoridades es un derecho de la ciudadanía” y subrayaban que “la ciudadanía reclama transparencia y patriotismo de los que ejercen cargos públicos para la atención del bien común, con énfasis en la salud y en la educación en esta situación de crisis causada por la pandemia”.

Asimismo, pedían “que se escuche la legítima indignación de la población. Se necesitan respuestas y gestos concretos urgentes para sanar y recuperar la confianza en la gestión del gobierno”.

Por ello, hacían “un llamado a la ciudadanía en general a la calma y serenidad, que las manifestaciones sean verdaderamente una fiesta democrática y no una confrontación entre hermanos paraguayos donde tengamos que lamentar situaciones más graves”.

Etiquetas: Vaticano, audiencia general, Paraguay, Papa Francisco

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios