28 de noviembre de 2003 - 2:05 PM

El Papa dice que obispos deben preocuparse primero de su salud espiritual

Redacción ACI Prensa

El Papa dice que obispos deben preocuparse primero de su salud espiritual

Al hablar ante un grupo de obispos franceses de las provincias eclesiásticas de Cambrai y Reims en visita “ad limina”, el Papa Juan Pablo II señaló que el primer deber del obispo es cuidar su vida espiritual. En su encuentro con el primer grupo de obispos franceses, el Papa habló sobre la Iglesia y la misión episcopal según la exhortación apostólica postsinodal “Pastores gregis”.

Haciendo eco del documento, el Santo Padre subrayó la importancia de cuidar la vida espiritual personal, “enraizando vuestro ministerio con una profunda relación con Cristo, a través de la meditación prolongada de la Escritura y de una vida sacramental intensa”.

“De este modo –agregó-, podréis comunicar a los fieles el deseo de vivir en unión íntima con Dios, para que consoliden su fe y juntos podáis proponer la fe a vuestros ciudadanos, siguiendo el espíritu de los documentos que habéis elaborado sobre el anuncio del Evangelio”.

El Papa destacó luego que “en la vida y en la misión de los obispos, la colaboración fraterna y la atención de la comunión son esenciales para manifestar la unidad de todo el Cuerpo eclesial”.

“Hoy –agregó el Papa- es más importante que nunca hacer descubrir a los fieles el sentido y la grandeza del misterio de la Iglesia de Cristo”, porque sin “un conocimiento serio y profundo del misterio de la Iglesia, que conduce siempre a Cristo, está claro que no se puede comprender el sentido de los ministerios ordenados y más en concreto, de la estructura de la Iglesia”.

El obispo, unido al Papa

El Papa puso de relieve que los obispos “están continuamente llamados a dar un testimonio claro de la comunión apostólica entre ellos y con el conjunto de la asamblea episcopal alrededor del Sucesor de Pedro”. “En sus acciones, con sus declaraciones, con sus decisiones, cada obispo compromete en cierto modo a todo el cuerpo episcopal y a toda la Iglesia”, subrayó el Papa.

El Santo Padre hizo hincapié en que “la comunión no es una contradicción con la diversidad legítima, que permite a cada Iglesia diocesana tener su propia fisonomía, en función de los pastores y de las comunidades que la componen”.

Finalmente, el Papa recordó que la misión apostólica del obispo “es en primer lugar el anuncio del Evangelio”. “Cuanto más pequeño y frágil es el pueblo, y los sacerdotes son menos numerosos, se hace indispensable que el obispo cuide del rebaño que se le ha confiado, que no se ausente durante mucho tiempo de la diócesis, y visite las diferentes comunidades, las escuche y las anime”, concluyó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios