28 de agosto de 2014 5:52 pm

El Padre Armando Nieto, querido presbítero e historiador peruano, celebra 50 años de vida sacerdotal

Redacción ACI Prensa

P. Armando Nieto. Foto: ACI Prensa
P. Armando Nieto. Foto: ACI Prensa

Hoy 28 de agosto, se conmemora el 50 aniversario de la ordenación sacerdotal del Padre Armando Nieto Vélez, un querido y destacado historiador jesuita de impecable trayectoria evangelizadora y académica.

El Padre Armando nació el 24 de octubre de 1931 en Lima. Hijo de Armando Nieto y Rosa Vélez, estudió primaria y secundaria en el Colegio de La Inmaculada de esta capital, regentado por sacerdotes jesuitas. Cursó estudios de Historia y Derecho en la Facultad de Letras en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Tuvo como maestros a José Agustín de la Puente Candamo, Guillermo Lohmann Villena, Raúl Porras Berrenechea, Luis Bedoya Reyes y Manuel Belaunde Guinassi.

En 1956 ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús. Se graduó como Bachiller en Filosofía en la Universidad Alcalá de Henares (Madrid) y como Licenciado en Sagrada Teología en la Facultad de Filosofía y Teología Sankt Georgen en Frankfurt am Main (Alemania federal).

El 28 de agosto de 1964 fue ordenado sacerdote en la Catedral de Frankfurt am Main. Retorna al Perú en 1966 y dicta cursos de Latín, Griego e Historia del Perú. Luego empezó un desarrollo educativo y pastoral que le permitió ocupar grandes responsabilidades y publicar importantes obras.

Su sacerdocio

El Arzobispo de Piura y Tumbes, Mons. José Antonio Eguren, conoce al Padre Armando desde hace 40 años y fue su alumno en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. “Era el profesor más querido por todos. Ello se expresaba en cómo los estudiantes lo buscábamos para confesarnos y como guía espiritual en el proceso de nuestra vocación”, recordó.

“Es un sacerdote a fondo, que con su testimonio siempre me ha edificado y con su ejemplo y consejo me ayudó a mi vocación sacerdotal”, agregó.

Para Mons. Eguren lo que más destaca del Padre Armando es “su profundo amor a Jesucristo, manifestado en cumplir siempre la voluntad del Señor, su profundo amor a la Iglesia a la que ha consagrado toda su vida, enseñando a amarla y hacerla amar y su profundo amor por el Perú, manifestado en su pasión por la historia de nuestra patria para que así podamos vivir con pasión el presente y proyectarnos con confianza al futuro”.

Además, valoró “su profunda humildad y sencillez, inagotable capacidad de servicio, nunca dice no a nada que se le pide, su profunda caridad para con los pobres. Algo que muy pocos saben es que todas las semanas destina de sus ingresos una buena parte para compartirla con la gente necesitada”.

Legado histórico

El P. Nieto ha sido docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Asesor Histórico de la Secretaría de Defensa Nacional, Presidente del Centro de Estudios Histórico-Militares del Perú, Director del Instituto Riva-Agüero, Presidente de la Academia Nacional de la Historia y de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica, entre otros cargos.

Entre sus principales obras se encuentran “Contribución a la Historia del Fidelismo en el Perú”, “La acción del Clero en Colección Documental de la Independencia del Perú”, “La Iglesia Católica en el Perú en Historia del Perú”, “Francisco del Castillo. El Apóstol de Lima”.

Mons. Eguren asegura que el Padre Armando “nos ha ayudado a comprender que el Perú es fruto de un proceso de mestizaje entre lo mejor de la herencia española y lo mejor de la herencia inca, que el Perú es una síntesis viviente que se ha forjado al calor del anuncio del Evangelio”.

Para el historiador Rafael Sánchez-Concha señala que el legado más importante del P. Armando “es la difusión de la historia de la Iglesia y el conocimiento del desarrollo de la compañía de Jesús en el Virreinato, especialmente a través del ejemplo de Francisco del Castillo, siervo de Dios limeño. Así como el buen manejo del conocimiento de la independencia del Perú”.

José Gálvez, director de la Enciclopedia Católica de ACI Prensa, y quien también recibió las enseñanzas del sacerdote historiador en esa casa de estudios, afirmó que “como profesor tenía la facilidad de despertar el interés en el alumno”. “Él tenía la frase: no dejen enemigos a la espalda. Quiere decir, estudien todo lo referente al tema para que en el futuro no vayan a entrar con errores o vayan a entrar con imperfecciones”, recordó.

En un discurso del 15 de julio de 1988, el Padre Armando afirmó que para él “la historia no es la mera transmisión de datos, sino la lección viva del amor patrio que nos hace vivir unido a la comunidad humana. Queremos comprender el pasado, para comprender mejor el presente, para actuar mejor en el futuro”.

Para conocer más de la vida y obra de este reconocido sacerdote e historiador, visite: http://ec.aciprensa.com/wiki/Armando_Nieto_V%C3%A9lez_S.J.#.U_8_df4g-M8

Etiquetas: Perú, sacerdote, Sacerdocio, Iglesia en Perú

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios