Cargando...

El amor verdadero existe: Cuida a su esposo en coma desde hace 33 años

Por María Ximena Rondón

PARÍS, 16 Ene. 16 / 04:05 pm (ACI).- Jean-Pierre Adams era la estrella de la selección francesa en los años 70’s. Tenía una carrera impecable, pero a los 34 años su vida dio un vuelco dramático. Por una operación fallida quedó en coma y desde entonces está postrado en cama. Lleva así 33 años y durante todo ese tiempo su esposa Bernadette no ha dejado de atenderlo con todo el amor del mundo.

Jean-Pierre tiene 67 años. Puede respirar sin ayuda de una máquina. Actualmente vive con su esposa en Nimes, en el sur de Francia.

Bernadette se levanta todos los días antes de las 7:00 a.m. y desayuna. Luego va donde su esposo y lo viste, lo afeita, le licúa la comida, se la da y lo lleva al baño. También ayuda al kinesiólogo a verificar que los pulmones de su esposo estén limpios y ejercita sus músculos para evitar que se paralicen.

Lo cuida durante todo el día y a las 8:00 p.m. su esposo se duerme pero ella permanece despierta por si hay problemas.

También le compra perfumes, regalos y arregla la habitación para que él se sienta a gusto. Incluso su familia lo ubicó en un área de la casa donde puede ver a todos los que están ahí.

Cuando ella se va de casa por algún motivo, los cuidadores notan que el ánimo de Jean Pierre cambia.

"Él siente que no soy yo quien le da de comer y lo cuida. Son las enfermeras las que me dicen que él no es el mismo. Pienso que él siente cosas. También debe reconocer el sonido de mi voz", contó a CNN la mujer de 72 años.

“Sé que no entiende mis palabras, pero podría haber momentos en los que tiene un destello. Quizá por un instante, solo un instante, entiende algo", expresó y contó que ella le habla todo el tiempo: “sobre la televisión, lo que llegó en el correo, cualquier cosa (...) Siempre hay movimiento a su alrededor. Siempre está al lado de nosotros".

Bernadette y Jean-Pierre se casaron en la década de los sesenta y en 1969 él fue reclutado por un equipo de primera división de la ciudad de Nimes. Dos años después estaba jugando para la selección francesa y fue uno de los primeros jugadores negros allí. Participó en 22 partidos con la selección y también jugó para el Paris Saint-Germain y el Nice.

En la selección se convirtió en una pieza clave y con Marius Trésor fueron llamados la Garde Noire (la Guardia Negra). Esta dupla fue una de las mejores defensas en su tiempo y su matrimonio con Bernardette iba viento en popa.

"Él era la alegría de vivir encarnada en cuerpo humano... una persona alegre y bromista a quien le gustaba salir (…) De verdad, siempre estaba sonriendo. Le encantaba la buena vida y era querido por todos", recordó Bernadette.

El accidente

En 1982, Jean-Pierre decidió empezar a entrenar jóvenes. Fue a Dijon para una capacitación durante tres días. Mientras estaba ahí se lesionó un tendón de la pierna. El futbolista fue al hospital de Édouard Herriot en Lyon para una radiografía. Después planeaba volver a casa.

Pero mientras estaba en el corredor del hospital, un doctor que atendía al equipo de fútbol de Lyon se le acercó y se ofreció a atenderlo. Tras la consulta médica se fijó la fecha para la operación: el miércoles 17 de marzo de 1982.

Llegó el día señalado y el hospital estaba en huelga. Aunque su caso no era urgente decidieron operarlo de todas maneras. Lamentablemente no había suficientes doctores y había una cola de ocho pacientes. Jean Pierre se quedó bajo el cuidado de un aprendiz, que admitió años después en los tribunales que “no estaba capacitado para la tarea que me asignaron”.

Así tanto el aprendiz como la anestesióloga cometieron los errores que llevaron al paciente al coma. No lo entubaron bien. Por ello, uno de los tubos bloqueó el acceso del oxígeno a los pulmones. Esto le generó un paro cardiaco.

“Lo encontré en cama, con tubos por todas partes. No salí hospital por cinco días. Pensaba que se iba a despertar y que yo necesitaba estar ahí”, comentó Bernadette.

Pasaron 15 meses y las autoridades de Lyon sugirieron a la esposa que lo dejara en un asilo.  "No pensaba que supieran cómo cuidar de él, así que me dije a mí misma 'él regresará a casa' y lo he cuidado desde entonces”, contó Bernadette.

La esposa del futbolista recibe una pensión debido a que la situación de Jean Pierre no le da tiempo para trabajar. Para ganarla tuvo que llevar su caso a los tribunales. “El proceso duró casi 12 años. Creo que está diseñado para desanimar a las personas. Si no tuviera el apoyo del fútbol, estaría completamente en la quiebra", indicó.

Asimismo, la liga francesa, la federación de fútbol y el Variétés Club de France (cuyos miembros son ex jugadores franceses) también la ayudan económicamente.

"Jean-Pierre era alguien muy querido y merecía ayuda. Él sigue con vida y eso es increíble", declaró a CNN Jacques Vendroux, gerente general del Variétés Club de France.

También te puede interesar:

Etiquetas: Matrimonio, Estado de Coma, Historias de Amor, Francia, Amor, jugador de fútbol

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: