7 de febrero de 2020 - 7:21 PM

El aborto no puede ser un derecho humano, dicen obispos de Colombia

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Pixabay
Foto referencial. Crédito: Pixabay

Al concluir su 109° Asamblea Plenaria, la Conferencia Episcopal de Colombia publicó el mensaje “¡Guía Señor nuestros pasos por el camino de la paz!”, que aclara que el aborto no puede ser un derecho humano.

El mensaje fue emitido este viernes 7 de febrero al concluir la asamblea realizada desde el lunes 3, en la que se reflexionó sobre la ecología integral bajo el lema “Señor, qué admirable es tu nombre en toda la tierra”.

“Es necesario, si queremos la paz, asegurar el derecho fundamental a la vida, reconocido por la Constitución política, desde la concepción hasta su término natural. En consecuencia, el aborto no puede ser un derecho humano; es exactamente lo contrario. Es una profunda herida social”, afirman los obispos en su mensaje.

En enero de este año la doctora en Derecho Constitucional de la Universidad de la Sorbona de París, Natalia Bernal Cano, presentó dos demandas ante la Corte Constitucional de Colombia para que se defiendan los derechos del niño por nacer y se prohíba el aborto en los servicios de salud del país.

El aborto fue despenalizado en Colombia para los casos de riesgo de vida de la madre, violación sexual y malformaciones fetales el 10 de mayo de 2006, cuando la Corte Constitucional emitió la sentencia C-355/06.

Actualmente, el Ministerio de Salud (MinSalud) trabaja en una reglamentación de la ley del aborto, siguiendo el mandato de la Corte Constitucional en su sentencia 096 de 2018, en la que hizo este pedido al Gobierno y al Congreso. Esa misma sentencia no solo ratificó la del 2006, sino que colocó el aborto como un “derecho humano” y con la posibilidad de practicarse durante todo el embarazo.

En su comunicado los obispos señalaron que es necesario “defender y respetar la vida, poniendo fin a la ola de asesinatos y de amenazas que pesa sobre personas y comunidades, y ha acabado con la existencia de tantos líderes sociales. Apelamos a quienes siguen acudiendo a vías de violencia, de intimidación y de muerte: no se consigue nada con las armas ni con la imposición de ideas. ¡Escuchemos el clamor de quienes sufren!”.

El lunes 20 de enero, el fiscal general de Colombia, Fabio Espino, señaló que en lo que va del año, solo se ha confirmado el asesinato de un líder social. Una cifra que, según indica el diario El Colombiano, “dista de la que han dado organizaciones sociales que, hasta la fecha, lleva un registro de más de 20 asesinatos de líderes en el país”.

Según informa CNN en Español, durante el año 2019 fueron asesinados en Colombia unos 107 líderes sociales. Marta Hurtado, vocera de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, señaló que se encuentran en el proceso de verificación de 13 casos más reportados también en 2019. De confirmarse subiría la cifra a 120.

En su mensaje los obispos colombianos pidieron “avanzar hacia la realización de un proyecto común de país en el que la dignidad humana sea reconocida y garantizada en todas las circunstancias más allá de posiciones ideológicas o sectarias; en el que la política y la economía se pongan al servicio del bien común; en el que se disipe toda sombra de corrupción y haya oportunidades educativas y laborales para todos, primordialmente para los jóvenes”.

Luego de animar a superar la polarización, los obispos hicieron “un urgente llamado a los laicos católicos vinculados al mundo de la familia, de la educación, la economía y la política a aportar seriamente en orden a ese proyecto común que anhelamos”.

Los prelados pidieron solucionar los conflictos a través del “diálogo y el cambio social”, pero siempre “sin violencia y sin destrucción”. “Los colombianos no podemos aprobar lo que desestabiliza y destruye el país”, precisaron.

Los obispos también animaron a asistir especialmente a “las víctimas del conflicto” y a “quienes han dejado las armas y buscan la completa reintegración a la dinámica social”, y reiteraron su pedido para combatir el narcotráfico que genera un “gravísimo mal” en las familias.

Los obispos colombianos pidieron ayudar a los migrantes al tiempo que rechazaron su maltrato y explotación; y alentaron a trabajar por el cuidado de la casa común en el marco del Sínodo de la Amazonía celebrado en octubre de 2019 en el Vaticano.

Finalmente los prelados animaron a los fieles católicos a “intensificar la oración por el país, invocando la intercesión amorosa de la Santísima Virgen” y pidieron mantener “firme la esperanza, porque Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos y a los que se convierten de corazón, el Señor dará la lluvia y nuestra tierra dará su fruto”.

Etiquetas: Aborto, Colombia, Defensa de la vida, Iglesia en Colombia, Obispos de Colombia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios