4 de marzo de 2011 - 4:02 AM

Educación en recta sexualidad y no anticonceptivos para ecuatorianos

Redacción ACI Prensa

Educación en recta sexualidad y no anticonceptivos para ecuatorianos

Ante la "agresiva campaña de planificación familiar" anunciada por el Presidente Rafael Correa, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) señaló que los jóvenes "no necesitan una promesa falsa de sexo seguro ni anticonceptivos" sino una adecuada educación en la recta sexualidad.

En un comunicado dado a conocer ayer titulado "La Iglesia y la Planificación Familiar" los obispos responden al programa anunciado por el gobierno que se iniciaría en mayo y en el que se ha invertido más de 4 millones de dólares en anticonceptivos para que sean repartidos gratuitamente en escuelas y puntos de encuentro de jóvenes.

El programa del gobierno de Correa también incluye charlas educativas sobre el uso de los anticonceptivos con lo que pretenden disminuir en un 25 por ciento los embarazos entre adolescentes hasta el año 2013.

Al respecto los prelados precisan que los jóvenes no necesitan anticonceptivos sino "una formación integral sobre su sexualidad que abarque el aspecto corporal, emocional, espiritual y afectivo".

Por ello la Iglesia en Ecuador distribuye para ello una serie de folletos sobre educación sexual titulado "saber amar", "en los que se enfoca la sexualidad de manera constructiva, que orienta la afectividad hacia la formación de la familia y no la rebaja a simple técnica de ‘hacer el amor’, sin la ulterior responsabilidad".

Seguidamente señalan que la mayoría de anticonceptivos responden a "intereses económicos y planteamientos geopolíticos de los poderosos" y lo que es peor, "generalmente son abortivos".

Estos fármacos abortivos, explican, "no curan enfermedad alguna y tampoco garantizan el fin que declararan, limitar la natalidad. Ocasionan la muerte de un ser humano en el vientre mismo de la madre".

"La esterilización, a su vez, es la mutilación de un órgano noble, inaceptable como medio de control natal según la ley de Dios", advierten.

Los anticonceptivos y sus campañas en otros países, alertan, solo han fomentado la promiscuidad, el aumento de enfermedades venéreas y de abortos "en perjuicio de la célula fundamental de la sociedad, que es la familia".

La vida, dicen luego, no puede ser nunca considerada un mal o una enfermedad, sino "el más inapreciable don de Dios, que se debe recibir con gratitud y administrar con responsabilidad, y sobre el cual nadie tiene el derecho de destruirla sino el deber de protegerla, desde el momento de su concepción hasta su final natural".

Para leer la nota completa puede ingresar a: http://www.iglesiacatolica.ec/web/component/content/article/1-novedades/150-la-iglesia-y-la-planificiacion-familiar 

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios