1 de setiembre de 2008 - 4:15 PM

Durante el cautiverio "la voz del Papa fue como una luz", revela Ingrid Betancourt

Redacción ACI Prensa

El Rosario y la paz en Colombia

En conferencia de prensa realizada tras su encuentro hoy con el Papa Benedicto XVI en el Palacio Apostólico de Castelgandolfo, la ex candidata presidencial de Colombia, Ingrid Betancourt, reveló que durante sus marchas en la espesura de la selva cuando estaba secuestrada por las FARC, "entre la desesperanza y la tristeza oí en el radio la voz del Papa pronunciando mi nombre". Su voz, dijo, "fue como una luz".

Ante unos 200 periodistas, diplomáticos y autoridades italianas, Betancourt relató que el Santo Padre le señaló que "supiste pedirle a Dios, porque le pediste que se hiciera su voluntad", luego de que ella le relatara sus extenuantes jornadas en la selva.

"Después de una marcha muy larga y dura, en una geografía difícil y con el peso del equipo, a las seis de la tarde pude descansar, y entre la desesperanza y la tristeza oí en el radio la voz del Papa pronunciando mi nombre. Es difícil describir el efecto psicológico de ello sobre un prisionero", dijo Betancourt, según informa AFP.

"Cuando en la selva pensamos que dejamos de existir, la voz del Papa fue como una luz. Por eso cuando volví a la libertad quise venir a verlo y abrazarlo. Hoy cumplí ese sueño", dijo luego.

Ingrid Betancourt explicó luego cómo paulatinamente se fue acercando nuevamente a Dios a través de la Biblia. "El 1 de junio, mientras oía Radio Católica Mundial, alguien hablaba de una santa a la que Jesús le había hecho algunas promesas a condición de que se entregara al Sagrado Corazón de Jesús", contó derramando algunas lágrimas, arrancando los aplausos de los asistentes.

"Las tres condiciones que exigía eran como para mí. Me dije, Jesús te pido el milagro no de mi liberación sino de saber cuando voy a ser liberada porque eso me da la fuerza de aguantar. Si el milagro se cumple voy a ser tuya", contó.

"Le dije al Papa que no sabía que significaba ser de Cristo y él me respondió que Él me mostrará la vía", subrayó. "Si ustedes entienden cómo hay que hablar con él, eso los ayudará también", dijo.

"La Biblia tiene todas las respuestas y todas las soluciones", dijo después de prometer que no dejará de batallar para que sean liberados todos los secuestrados de Colombia y el mundo.

Llamado a la paz en Colombia

Ingrid Betancourt aprovechó la oportunidad para "mandarle un mensaje a Alfonso Cano, Jorge Briceño, Iván Márquez, Joaquín Gómez (líderes de las FARC). Quisiera decirles que el mundo los está mirando y quiere que en sus corazones haya espacio para el amor y el perdón, así como lo hay en mi corazón, donde hay amor y perdón".

"Hay que cortar el círculo vicioso del odio y de la venganza. Ustedes me tuvieron siete años cautiva, los conozco profundamente, su organización, su manera de pensar, sus objetivos y hoy quiero decirles que el mundo está esperando que haya paz en Colombia y que ustedes puedan abandonar los fusiles y la muerte", señaló.

"Si desean cambiar las cosas en Colombia, que lo hagan por la vía democrática, amparados por la ley y la Constitución, respetando los derechos de todos los colombianos, de los que piensan como ustedes y de los que no pensamos como ustedes", prosiguió.

Finalmente, Ingrid Betancourt dijo que tras siete años como "víctima de la arbitrariedad y la guerra" siente que su misión ahora es "hablar de los que no tienen voz".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios