7 de abril de 2003 - 2:09 PM

Duhalde en el Vaticano: habló de la guerra... pero no de la vida

Redacción ACI Prensa

Duhalde en el Vaticano: habló de la guerra... pero no de la vida

El Presidente Eduardo Duhalde, su esposa Hilda y una de sus hijas, Analía, fueron recibidas por el Papa Juan Pablo II y sostuvieron luego reuniones con autoridades vaticanas en las que el Presidente argentino prometió seguir oponiéndose a la guerra... pero guardó silencio sobre el otrora tradicional respaldo argentino a la posición pro-vida de la Santa Sede en los foros internacionales. Según el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls, el Santo Padre recibió en audiencia al Presidente Duhalde; quien posteriormente se reunió con el Cardenal Angelo Sodano, acompañado por el Arzobispo Leonardo Sandri, compatriota del Presidente y Sustituto para los Asuntos Generales y el Arzobispo Jean-Louis Tauran, Secretario para las Relaciones con los Estados.

Según el comunicado de Navarro-Valls, los encuentros “han permitido un provechoso diálogo sobre las relaciones entre la Santa Sede y Argentina y un intercambio de opiniones sobre algunas situaciones de América Latina”.

“También se ha hablado de la vitalidad de la Iglesia Católica en aquella parte del mundo, además de su contribución en la construcción de una sociedad cada vez más solidaria y respetuosa de los derechos humanos”.

Regalos

Al concluir el encuentro entre el Papa Juan Pablo II y la familia del Presidente Duhalde, éste le ofreció al mandatario argentino las medallas de su pontificado y un bajorrelieve en bronce que representa la Virgen. Duhalde ofreció al Papa un atril de madera trabajada con detalles de marquetería.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios