18 de mayo de 2019 10:36 am

Desperdiciar comida es descartar a la gente, advierte el Papa

POR MERCEDES DE LA TORRE | ACI Prensa

El Papa Francisco en el Vaticano. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco en el Vaticano. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco pidió, una vez más, no desperdiciar la comida porque “desperdiciar la comida es descartar a la gente”.

Así lo indicó el Santo Padre este 18 de mayo al recibir en audiencia a la Federación Europea de Bancos de Alimentos (FEBA) que está compuesta por 224 Bancos de alimentos en 18 países europeos, con más de 6,406 voluntarios en toda Europa, y que proporciona alrededor de 274 mil toneladas de alimentos para más de 4 millones de personas.

En su discurso, el Pontífice agradeció el trabajo que realizan en silencio a favor de las personas que no tienen suficiente para comer y animó a continuar “la lucha contra el despilfarro de alimentos”.

“El despilfarro manifiesta desinterés por las cosas e indiferencia hacia los que carecen de ellas”, lamentó.

En esta línea, el Papa recordó que esta labor recuerda “las raíces de la solidaridad en Europa, porque buscan la unidad en el bien concreto: es bueno ver lenguas, creencias, tradiciones y orientaciones diferentes, no para compartir sus propios intereses, sino para velar por la dignidad de los demás”.

“El progreso de todos crece acompañando a los que están atrasados”, destacó el Papa y señaló que en la actualidad hay demasiadas personas que “están privadas de trabajo, dignidad y esperanza; muchos otros, por el contrario, están oprimidos por ritmos de producción inhumanos, que anulan las relaciones y afectan negativamente a la vida familiar y personal”.

Por otro lado, el Santo Padre advirtió que la economía se ha despersonalizado “en lugar de servir al hombre, lo esclaviza, lo esclaviza a mecanismos financieros cada vez más distantes de la vida real y cada vez menos gobernables”.

Por ello, Francisco señaló la necesidad de “apoyar a los que quieren cambiar para mejor, fomentar modelos de crecimiento basados en la equidad social, en la dignidad de las personas, en la familia, en el futuro de los jóvenes, en el respeto del medio ambiente”.

“Una economía circular ya no puede posponerse. El despilfarro no puede ser la última palabra que dejen unos pocos ricos, mientras que la mayor parte de la humanidad permanece en silencio”, expresó el Papa.

De este modo, el Santo Padre los animó “a seguir adelante, implicando a todos los que encuentren, especialmente a los jóvenes, para que se unan a ustedes en la promoción del bien del mundo”.

Etiquetas: Papa Francisco, Hambre, lucha contra el hambre, comida, Banco de alimentos

Comentarios