La Policía Nacional ha desactivado este jueves un artefacto explosivo colocado en la sacristía de la Catedral de la Almudena de Madrid, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Estas mismas fuentes han precisado que se trataba de un artefacto de fabricación casera y de baja intensidad. La desactivación ha corrido a cargo de los TEDAX de la Policía Nacional.

El canónigo de la Catedral de la Almudena, Jesús Junquera, ha asegurado todavía un tanto conmocionado por lo ocurrido que "para nada" podía sospechar que la bolsa que se ha encontrado este mediodía en el interior de un confesionario del templo era un artefacto explosivo, aunque ha relatado que se he extrañado por el lugar donde estaba y por ese motivo ha avisado a la Jefatura Superior de Policía.

En este sentido, el canónigo ha explicado, pasadas las 4 de la tarde, que, sobre las 13.20 horas, cuando se encontraban en la zona grupos de turistas, ha hallado una bolsa que parecía pesar mucho, por lo que le ha llamado la atención.

"Por las buenas, hemos dicho que se iba a cerrar la Catedral, hemos avisado por el micrófono y la gente ha visto que entraba la Policía y ha salido", ha afirmado. Asimismo, ha señalado que no sospecha quien ha podido colocar el explosivo en la zona de los confesionarios, situado al fondo de la Catedral.

El paquete estaba compuesto por 200 gramos de pólvora, un kilo de clavos y un detonador, por lo que se ha requerido de la actuación de los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) para desactivarlo. Al parecer, el artefacto era de fabricación casera y de baja intensidad.

Más en España

Respecto a la seguridad de la Catedral, el canónigo ha recordado que mantienen un protocolo de seguridad "muy concreto" con la Policía y por ese motivo, tras la llamada, los agentes se han traslado rápidamente al lugar.

El templo de la Almudena ha permanecido cerrado desde las 13.20 hasta alrededor de las 16 horas, si bien la parroquia Santa María la Real de la Almudena, contigua a la Catedral, no ha cerrado en ningún momento, según fuentes de las mismas.