16 de febrero de 2007 - 12:24 AM

Derechos humanos "no pueden estar a merced del poder", advierte Mons. García-Gasco

Redacción ACI Prensa

Mons. Agustín García-Gasco
Mons. Agustín García-Gasco

El Arzobispo de Valencia, Mons. Agustín García-Gasco, advierte en su última carta semanal que los derechos humanos no pueden "estar a merced de los que detentan el poder" pues tienen su fundamento en la naturaleza misma del ser humano.

En su misiva titulada "El fundamento de los derechos humanos", el Prelado recuerda que los derechos de la Declaración Universal de 1948 "están fundados en la naturaleza misma del ser humano y en su dignidad inalienable de persona creada por Dios".

Sin embargo, explica, "si se consideran fundados en la decisión de la asamblea que los ha aprobado, se cae en el peligro de una interpretación meramente positivista de los mismos, que los pone a merced de los que detentan el poder".

Por ello, el Arzobispo señala que "sólo si los derechos humanos se basan en el derecho natural los Organismos Internacionales mantienen la justificación principal de su propia existencia y actuación: tener la autoridad necesaria para desempeñar su papel de defensores de los derechos de la persona y de los pueblos".

Derecho internacional humanitario

Mons. García-Gasco considera asimismo que "desde la convicción de que existen derechos humanos inalienables vinculados a la naturaleza común de los hombres se ha elaborado un derecho internacional humanitario".

De hecho, señala, los Estados "se han comprometido a observar este derecho, incluso en caso de guerra", aunque "casos dolorosos como los del Sur del Líbano, o las respuestas a formas inéditas de violencia terrorista, muestran que con frecuencia no se atiende a la obligación de proteger y ayudar a las víctimas inocentes y de no implicar a la población civil".

Tras reconocer que la guerra "es siempre un fracaso para la comunidad internacional y una gran pérdida para la humanidad", el Prelado valenciano sostiene que, no obstante, cuando se llega a la guerra, "hay que salvaguardar al menos los principios esenciales de humanidad y los valores que fundamentan toda convivencia civil".

El Arzobispo concluye su carta haciendo un llamado a defender la paz "con una adecuada comprensión de lo que exige la dignidad humana y de lo que supone el derecho natural como fundamento de los derechos humanos y origen del derecho internacional humanitario".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios