Cargando...

Denuncian que prohíben a cristianos celebrar Misa en cárcel de Pakistán

ROMA, 21 Ago. 15 / 04:18 am (ACI).- El P. Khalid Rashid Asi exhortó al gobierno de Pakistán permitir que los cristianos que están presos en la cárcel central de Faisalabad puedan celebrar la Misa dominical, luego que esta fuera prohibida por los responsables del centro aduciendo problemas de seguridad.

El sitio web In Terris informó ayer que la suspensión de la Eucaristía fue denunciada por organizaciones de activistas ante el Tribunal de Faisalabad, en la provincia de Punjab. Según el administrador de la cárcel, existen problemas de seguridad y complicaciones ligadas a la venta de drogas entre los presidiarios.

Estas razones fueron rechazadas por el tribunal. Sin embargo, los responsables de la cárcel dijeron que permitirán la celebración religiosa si es autorizada oficialmente por el inspector general de cárceles o por el Ministro del Interior paquistaní. Ante esto, el juez dispuso que ambas partes se dirijan a las autoridades mencionadas. Actualmente el caso permanece en espera de un pronunciamiento.

El abogado cristiano y director de la ONG Peace for Nation International, Hashmat Barat, señaló que lo que está ocurriendo “es una clara violación del artículo 20 de la Constitución de Pakistán, que afirma que todo ciudadano tiene el derecho de profesar, practicar y difundir su propia religión y todas las confesiones o grupos religiosos tienen derecho a establecer, mantener y gestionar sus propias instituciones”.

Barat señaló que no cejará en la defensa de este derecho de los presos cristianos. “Este ejemplo de negación de la libertad religiosa (…) aumenta el sentimiento de temor, privación, pesimismo, inseguridad entre las minorías, en particular la cristiana”.

Por su parte, el sacerdote Khalid Rashid Asi dijo este nuevo episodio muestra que en Pakistán “la libertad religiosa es violada frecuentemente”. “Las discriminaciones basadas en la fe impiden a los individuos disfrutar plenamente sus derechos humanos”, advirtió.

El P. Rashid señaló que “cuando el gobierno niega la libertad de culto, la consecuencia más obvia es que aumentan los reclamos de los grupos que sufren las limitaciones. La falta de libertad religiosa contribuye también a aumentar el nivel de violencia en el aspecto social, económico y vivencial”.

“El gobierno debe favorecer un clima de tolerancia y respeto de las minorías y asegurar a través de las leyes que los derechos de los grupos minoritarios son protegidos. El gobierno debe permitir a los detenidos cristianos celebrar la Santa Misa”, exhortó.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Pakistán, cárceles

Comentarios