10 de octubre de 2009 - 4:34 PM

"Del divorcio entre Iglesia y Estado puede venir nuestra ruina", dice Cardenal Rivera

Redacción ACI Prensa

Cardenal Norberto Rivera, Arzobispo Primado de México
Cardenal Norberto Rivera, Arzobispo Primado de México

El Arzobispo Primado de México, Cardenal Norberto Rivera, advirtió que "del divorcio de la Iglesia y el Estado puede venir nuestra ruina" en el marco de la apertura del Congreso Guadalupano 2009.

El Cardenal expresó así su rechazo al intento de algunos que para celebrar el Bicentenario de la independencia nacional quieran "prescindir de las raíces religiosas de nuestro país". Por eso criticó a quienes, inspirados en pensamientos ideológicos europeos cuyas "corrientes actuales nos llevan a querer asumir otra identidad" quieren "formar un país en un sentido laico, pero con un laicismo que no sabe respetar la identidad de las distintas corrientes sino que quieren imponer la negación de una parte de lo que somos".

Tras comentar que en la historia muchos pensadores han intentado definir al mexicano, el Purpurado explicó la necesidad de reconocer que "en nuestro contexto nacional, Santa María de Guadalupe es una fuerza fundamental para la unidad nacional, cuya devoción popular es ahora independiente totalmente del estado mexicano... ésta ha contribuido a cimentar una identidad nacional católica, porque todos los mexicanos somos, de alguna manera, guadalupanos".

Aclaró que la frase "ser mexicano es ser guadalupano" no significa "que todos tengamos un mismo pensamiento sobre Guadalupe, ni que todos tengamos una práctica religiosa guadalupana; pero sí hay un sustrato en la mexicanidad que dice relación expresa a Santa María de Guadalupe".

Aunque "a veces lo manifestamos y otras veces lo queremos esconder", la Virgen de Guadalupe "está muy presente en nuestras raíces culturales, en acontecimientos muy concretos: cuando comienza nuestro mestizaje, en la Independencia, en la Revolución, en los grandes acontecimientos nacionales y está además en nuestra vida cotidiana, por eso se insiste en que ser mexicano es ser guadalupano", continuó.

Ante las diversas contradicciones de la sociedad mexicana, el Cardenal alentó a mirar a la Virgen de Guadalupe pues "a través de Ella es necesario encontrar los caminos de reconciliación, porque estas contradicciones y rompimientos no ayudan a construir identidad sino a destruirnos como hermanos".

En su mensaje, el Cardenal Rivera recordó a su antecesor Cardenal Juan de Zumárraga quien ante las graves dificultades de su época exclamó la necesidad de que Dios interviniera pues, de lo contrario: "está la tierra a punto de perderse totalmente".

"Entonces vino el acontecimiento Guadalupano y lo que parecía irremediable se convirtió en camino, lo que parecía irreconciliable se convirtió en un pueblo. Santa María de Guadalupe es el remedio que Dios puso para aquello que parecía ser nuestra destrucción", dijo el Cardenal al tiempo que exhortó a que el Congreso Gualupano permita profundizar en la identidad católica de los mexicanos.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios