El vicepresidente del Instituto Setara para la Democracia y la Paz, Bonar Tigor Naipospos, criticó al Gobierno de Indonesia por quedarse callado ante el aumento de ataques a templos cristianos en lo que va del año y que son una clara violación a los derechos humanos.

La agencia EFE informó que en los primeros seis meses de 2010 se han registrado 28 actos violentos contra templos cristianos por parte de radicales islámicos. En 2009 se totalizaron 18 ataques y en 2007 fueron 17.

"Estos incidentes son una violación de la ley y de los Derechos Humanos. El Presidente (Susilo Bambang Yudhoyono) y el Gobierno se han quedado callados en este asunto y no han aportado una suficiente protección a los ciudadanos", denunció Bonar Tigor Naipospos.

El Instituto Setara se basa en denuncias y artículos de la prensa que recogen los atentados contra la libertad religiosa, que van desde cierres forzosos y revocaciones de licencias de construcción y apertura, hasta ataques con antorchas y asaltos violentos. Estos hechos ocurren mayormente en Yakarta, las ciudades satélites de sus alrededores y en el resto de la isla de Java.

La ONG instó al Gobierno a hacer efectiva la libertad religiosa en este país de gran mayoría musulmana.

  • Tags: