22 de octubre de 2018 4:10 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 22 de octubre de 2018 4:42 pm

Corte desmiente supuesto fallo contra Arzobispado de Santiago por caso Karadima

Redacción ACI Prensa

Logo del Arzobispado de Santiago de Chile
Logo del Arzobispado de Santiago de Chile

La Corte de Apelaciones de Santiago de Chile negó que haya emitido un fallo contra el Arzobispado de Santiago para obligarlo a pagar 450 millones de pesos a las víctimas de Fernando Karadima, a quien el Papa Francisco expulsó del sacerdocio el 27 de septiembre.

“No hay fallo, no se ha dictado sentencia ni existe siquiera un proyecto de fallo”, aclaró la Presidenta de la Corte de Apelaciones De Santiago, Dobra Lusic, a la prensa el lunes 22 de octubre.

La polémica se desató el domingo 21 de octubre, cuando el diario La Tercera informó que la Corte falló en contra del Arzobispado de Santiago y le ordenó a pagar una millonaria indemnización a tres víctimas de abusos sexuales de Karadima que interpusieron la demanda por “daño moral” en 2015.

La acción civil que busca una indemnización de 450 millones de pesos (unos 640 mil dólares) fue rechazada en primera instancia en marzo de 2017; sin embargo, las víctimas apelaron a la resolución y en la actualidad la demanda está siendo revisada en segunda instancia.

El diario La Tercera señaló que el jueves 18 de octubre la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago habría evaluado “nuevos antecedentes y decidió revocar la sentencia y condenar a la Iglesia chilena por los actos que impidieron una investigación diligente”.

Entre estos nuevos antecedentes, el medio de prensa se refiere a un correo electrónico enviado el 1 de febrero de 2009 por el Arzobispo Emérito de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuriz, al entonces Nuncio Apostólico en Chile, Mons. Giuseppe Pinto.

Según La Tercera, el Cardenal Errázuriz señala en el correo que “como se trataba de hechos prescritos, cerré la investigación. Así quise protegerlos, consciente de que mi manera de proceder, si los acusadores llevasen algún día el caso a la prensa, se volcarían en contra de mí”.

Además de desmentir la existencia del fallo, Dobra Lusic dijo que será el presidente de la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, Miguel Vásquez, quien informará los hechos que continúen en esta causa.

También descartó presiones hacia los jueces a cargo del fallo, ya que “los ministros tenemos bastante independencia y claridad respecto de lo que tenemos que conocer y decidir”.

Asimismo, según informó el Poder Judicial de Chile en su sitio web, Lusic indicó que el pleno de la Corte "analizó los antecedentes con lo que contábamos y se informó” por Vázquez “que no existe hasta la fecha ni proyecto entregado ni menos sentencia por esta materia”.

Por su parte, el Arzobispado de Santiago entregó un breve comunicado en el que señala que “si bien no conocemos la resolución, en los últimos días se agregó un antecedente nuevo para la causa, del cual no teníamos conocimiento. Debemos analizar esta situación, junto con el fallo, para resolver los pasos a seguir”.

Caso Karadima

La investigación eclesiástica contra Fernando Karadima se inició en julio de 2010 y concluyó con el decreto difundido el 16 de enero de 2011 que lo declaró culpable de abuso sexual y que le impuso como pena el retiro a “una vida de oración y de penitencia, también en reparación de las víctimas de sus abusos”.

Además se le prohibió a perpetuidad el “ejercicio público de cualquier acto de ministerio, en particular de la confesión y de la dirección espiritual de toda categoría de personas”.

Karadima tomó residencia en el convento de las Siervas de Jesús de la Caridad, en la comuna Providencia (Santiago), pero por razones de salud fue trasladado hace un año al Hogar de Ancianos San José, en la comuna de Lo Barnechea.

El 28 y 29 de abril de este año tres víctimas de Karadima se reunieron con el Pontífice en el Vaticano. Los asistentes señalaron que “el Papa nos pidió formalmente perdón a nombre propio y a nombre de la Iglesia universal”.

En junio, el Santo Padre volvió a reunirse con otras víctimas de Karadima, esta vez cinco sacerdotes y dos laicos, a quienes también pidió perdón.

La última sentencia respecto a Karadima, de 88 años, ocurrió el 27 de septiembre de 2018, cuando el Papa Francisco decretó la dimisión del estado clerical, decisión que tomó en forma “excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia”.

Etiquetas: Arzobispado de Santiago de Chile, Caso Karadima, demanda, Fernando Karadima, Crisis de la Iglesia en Chile

Comentarios