24 de julio de 2020 - 6:15 PM

Coronavirus: Arzobispo en Bolivia pide “extremar esfuerzos” ante colapso de cementerio

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Anton Darius en Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Anton Darius en Unsplash.

Debido al colapso de un cementerio público en Sucre (Bolivia) el Arzobispo del lugar, Mons. Ricardo Centellas, pidió “extremar los esfuerzos” y responder con prontitud al dolor de los familiares que esperan despedir a sus deudos.

Las disposiciones sanitarias de Bolivia recomiendan que las personas fallecidas por COVID-19 sean cremadas. “Sin embargo, cuando en el municipio no se cuente con un horno crematorio, o cuando los familiares así lo dispongan, el cuerpo (al interior de la bolsa de traslado y del féretro cerrado) podrá ser inhumado en un nicho o enterrado”.

Asimismo, están prohibidos los velatorios del cuerpo, salvo después de la cremación.

Debido al colapso del horno crematorio del Cementerio General de Sucre el fin de semana pasado, ya que solo tiene la capacidad para cremar tres cuerpos al día, hasta el 22 de julio se acumularon 31 cadáveres en hospitales y en la morgue esperando ser trasladados. 

Entonces, la alcaldía procedió a sepultar 25 cuerpos en un espacio anexo al cementerio, resguardando las disposiciones sanitarias.

De acuerdo a lo informado por Radio Correo del Sur se evalúa la habilitación de un cementerio especial para fallecidos por COVID-19, así como se ha realizado en otras ciudades, como Santa Cruz, Cochabamba o la Paz, las ciudades más golpeadas por la pandemia.

Otra ciudad que vive una situación similar es Cochabamba. A principios de julio, unos 40 cuerpos esperaban en casas de sus familias para ser enterrados.

Al respecto, Mons. Ricardo Centellas expresó al Centro Arzobispal de Comunicación (Cenacom), que “hay que extremar esfuerzos, hay que dar una respuesta inmediata a este dolor de los familiares porque ya acompañar la vida de un enfermo es un sufrimiento”.

“Al morir es doble el sufrimiento entonces creo que por cuestión humana debemos ser ágiles” para “que no se experimente un viacrucis sino todo lo contrario lo más antes posible”, agregó.

Asimismo, el también presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia pidió que las cenizas de los cuerpos sean depositados en un osario fijo dentro del campo santo o que sean ubicados en un lugar especial y fijo en los hogares.

Bolivia tiene alrededor de 11 millones de habitantes. Hasta el momento hay 2.407 fallecidos y un total de 65.252 contagiados.

Etiquetas: Bolivia, Salud, Dignidad humana, Conferencia Episcopal Boliviana, Coronavirus, pandemia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios