16 de febrero de 2011 - 6:27 AM

Converso cristiano sería ejecutado por renunciar al Islam

Relata que es víctima de abusos sexuales y golpizas en la prisión
Redacción ACI Prensa

Mons. Brendan M. O'Brien, Arzobispo de Kingston (Canadá)
Mons. Brendan M. O'Brien, Arzobispo de Kingston (Canadá)

El Jefe de la Comisión de Derechos Humanos del Episcopado de Canadá, Arzobispo Brendan M. O’Brien, solicitó a su gobierno que interceda para evitar que el cristiano converso del islam en Afganistán, Musa Sayed, sea ejecutado por haber cometido "apostasía" al haber renunciado a su fe musulmana.

En una misiva enviada al ministro canadiense de asuntos exteriores, Lawrence Cannon, el Prelado pide prestar atención a este "caso urgente" pues la vida de Sayed pende actualmente de un hilo.

Sayed se convirtió al cristianismo entre 2002 y 2003. Como terapeuta físico él mismo con una pierna amputada, trabajó con el Comité Internacional de la Cruz Roja durante 15 años. Se especializa en atender niños con extremidades postizas.

De ser ejecutado, dejaría a su esposa y seis hijos, quienes han huido del país para salvaguardar su seguridad.

Al respecto Mons. O’Brien pidió a su gobierno "expresar su condena a esta persecución religiosa e intervenir ante el gobierno de Afganistán para pedir clemencia en el caso del Sr. Sayed".

Desde su celda en Kabul, Sayed mismo ha escrito una carta abierta –dirigida al presidente de Estados Unidos, Barack Obama y otros líderes internacionales– en la que detalla las golpizas y los abusos sexuales de los que ha sido víctima.

"La autoridad y los prisioneros en la cárcel hicieron varias cosas malas conmigo, debido a mi fe en el Señor Jesucristo. Por ejemplo, hicieron cosas sexuales conmigo, me golpearon con palos, con las manos, las piernas, me colocaron cosas en la cabeza, se burlaban de mí".

"Por favor –suplica– recen por mí y ayúdenme inmediatamente rescatándome de esta cárcel. De otro modo me matarán".

Para el representante del Ministerio de Justicia en Afganistán, Jamal Khan, la conversión al cristianismo de Sayed es claramente algo que debe penarse con la pena capital bajo el código penal islámico vigente.

"La sentencia para un converso es la muerte y no hay excepción. Quienes dejan el Islam tienen que ser sentenciados a muerte para que eso sirva de lección a otros", dijo.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios