28 de octubre de 2003 - 2:09 PM

Claman ayuda para familias españolas: Cada 4 minutos se rompe un matrimonio

Redacción ACI Prensa

Claman ayuda para familias españolas: Cada 4 minutos se rompe un matrimonio

Un informe del Instituto de Política Familiar (IPF) reveló que cada 4,6 minutos un matrimonio se separa en España, cifra que para los expertos urge al gobierno a reorientar su política familiar para enfrentar la crisis. Según el IPF, la cifra de rupturas matrimoniales creció en el año 2002 un 11 por ciento con respecto al año anterior y afectan a más de 115 mil matrimonios. El mismo número representa un aumento de 72 por ciento con respecto a 1992, y significa que en España se produce una ruptura matrimonial cada 4,6 minutos.

“La situación es tal que las rupturas matrimoniales están creciendo a ritmos más acelerados que la creación de nuevos matrimonios”, señaló Eduardo Hertfelder, presidente del IPF.

En efecto, entre 1996 y el año 2000, el ritmo de crecimiento de matrimonios se ubicó en 7 por ciento y el ritmo de crecimiento de separaciones en 26 por ciento.

El informe titulado “Evolución de la Familia en España 2003” será publicado en breve pero al adelantar algunos resultados, el IPF sostiene que cuatro millones de españoles se han visto afectados directamente por los cerca de millón y medio de rupturas matrimoniales acumuladas.

Según sus cifras, los matrimonios duran cada vez menos. El 52 por ciento de los matrimonios que se separan no alcanza los diez años de vida; y el 69,3 por ciento los que se separan lo hacen antes de los 15 años de matrimonio.

Desde la entrada en vigor de la Ley del Divorcio en el año 1981, se han producido 900 mil separaciones y 600 mil divorcios.

"Más de un millón de los afectados son niños, lo que hace la situación pueda calificarse como dramática en términos de trastornos de personalidad, fracaso escolar, etc.", señaló Hertfelder y aseguró que “es urgente reorientar las políticas que las distintas administraciones vienen desarrollando”.

Según el presidente del IPF, "se asumieron políticas, por parte de las administraciones nacional y autonómicas, destinadas a amortiguar los efectos de la ruptura, pero no a prevenirla ni a ayudar a las familias a superar las crisis familiares”.

El resultado, agrega, es que el índice de duración de las nuevas parejas es cada vez más estrecho por lo que el IPF propone un paquete de medidas activas de prevención y ayuda a las familias.

Entre las propuestas del IPF destaca el destino de una línea presupuestaria para aquellas asociaciones que desarrollen servicios de orientación familiar, la profundización en las políticas de conciliación entre la vida familiar y laboral, y una política de vivienda adecuada.

"La administración estatal, autonómica y local no puede ser ajena a la crisis familiar y debe concienciarse de que en el momento en la que una familia necesita más ayuda- como es en el caso de las crisis matrimoniales- es cuando mas ayuda debe tener por parte de las administraciones y no al revés. Porque cuando una familia se rompe, toda la sociedad se rompe", concluye Hertfelder.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios