14 de mayo de 2003 - 2:09 PM

Católicos en Mongolia esperan al Papa con primavera de conversiones

Redacción ACI Prensa

Católicos en Mongolia esperan al Papa con primavera de conversiones

Aunque la Santa Sede no ha confirmado la fecha del posible viaje papal a Mongolia, la comunidad católica en ese país asiático aguarda el anuncio con un esforzado trabajo evangelizador que ha permitido en el último mes el bautismo de 40 nuevos miembros. Gracias a estos bautismos pascuales, la comunidad católica ha pasado de 137 a 177 integrantes, lo que significa un sensible aumento de 25 por ciento. Estas celebraciones tuvieron lugar en las tres parroquias de Ulaanbaatar durante la Vigilia Pascual.

En declaraciones a la agencia vaticana Fides, Mons. Wenceslao Padilla, Prefecto Apostólico de Ulaanbaatar, señaló que "la comunidad cristiana de Mongolia se ha enriquecido con nuevos miembros. Cada vez más gente en el país se interesa por la fe católica”.

“La posibilidad de un viaje del Papa está aumentando la atención pública. Hay mayor confianza hacia nosotros: las personas me paran por la calle y me reconocen como representante de la Iglesia”, indicó.

Según el Obispo, “en el pasado existía una especie de vergüenza en declararse miembro de una religión que no fuera el budismo. Hoy la población mongola es más consciente, tiene mayor apertura y confianza con respecto a nosotros. Crece también el deseo de tomar parte activa en la Iglesia católica: los nuevos bautismos son un testimonio evidente".

Entre los bautizados en la Vigilia Pascual se encontraban tres niños y 37 jóvenes de entre 15 y 30 años, quienes habían seguido un curso de catequesis bienal para su catecumenado. En la parroquia Nuestra Señora de la Asunción recibieron el bautismo 29 personas, en la de San Pedro y San Pablo 10 y uno en la parroquia del Buen Pastor.

"Se respiraba una atmósfera de fiesta. Todos estaban felices. En las celebraciones pascuales participaron muchos no católicos que deseaban acercarse a la fe y conocer a Jesucristo", señaló el Prelado.

Mientras tanto, en Mongolia esperan la confirmación oficial de la eventual visita de Juan Pablo II. “¡Sería un hecho inolvidable! Como Iglesia local tenemos ya dispuestos cuatro comités que se ocuparán de la organización de todos los aspectos del viaje: programa, liturgia, logística, relaciones con los medios de comunicación y cultura”, agregó el Obispo.

“Estamos preparados para ponernos en funcionamiento. Estamos acelerando la edificación de la nueva iglesia de San Pedro y San Pablo, el primer templo católico de Ulaanbaatar que deberá estar acabado en julio. Hay 200 obreros trabajando diligentemente. Esperamos que el Santo Padre pueda ofrecernos el regalo de su presencia, de modo que pueda el mismo inaugurarla”, concluyó Mons. Padilla.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios