26 de febrero de 2021 - 8:23 PM

Cáritas Panamá pide proteger a niños frente escándalo de abusos en albergues del Estado

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Lluis Vicens (CC-BY-NC-SA-2.0).
Imagen referencial. Crédito: Lluis Vicens (CC-BY-NC-SA-2.0).

El Consejo de la Pastoral Social-Cáritas de Panamá, junto a los albergues de inspiración católica, la Pastoral Familiar y Movimientos de Familia de la Iglesia Católica, lamentó los casos de abusos en albergues supervisados por el Estado y expresó la necesidad de buscar la justicia sin revictimizar a los niños y jóvenes afectados.

La Fiscalía de Panamá inició una investigación por los casos de abusos físicos, psicológicos y sexuales a niños y jóvenes en albergues del país que están bajo la supervisión de la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf).

El informe de la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional de Panamá reveló que desde 2015 trabajadores de al menos 14 albergues supervisados por el Estado cometían abusos contra menores, que además vivían en condiciones de vida “infrahumanas”.

En un comunicado, Cáritas señaló que “el abuso físico, psicológico y sexual contra la niñez y la adolescencia en las familias y en las instituciones públicas y privadas, es un grave pecado social, además de un delito irracional”.

“Estos niños, niñas y adolescentes ya viven una tragedia por no contar con sus padres en un hogar estable. Revictimizarlos en su cuerpo, su mente y su espíritu, mientras permanecen en las casas de acogida, resulta depravado y se constituye en un fuerte clamor al cielo y a toda la sociedad”, indicó.

La institución reiteró la tolerancia cero de la Iglesia Católica “ante estos actos abominables” y expresó su apoyo “a las voces que exigen sancionar con rigor a los responsables”.

“Lo más grave es que estos hechos no son nuevos. Han estado pasando por lustros en nuestra sociedad, sin que se hiciese nada para enfrentar con valor y contundencia la situación”, lamentó.

Cáritas señaló que hay personas con “intenciones malsanas” que se infiltran “en lugares donde la niñez y la juventud es vulnerable”, por lo que es importante “propiciar la reingeniería que haga posibles instituciones que garanticen mecanismos más estrictos para evitar que abusadores sexuales, traficantes, y gente del mal vivir, puedan tener acceso a los niños, niñas y adolescentes”.

Además, demandó a las autoridades “dar a conocer la verdad de las acusaciones, y llevar adelante un proceso de investigación donde debe prevalecer la justicia y la transparencia, sin revictimizar a los niños, niñas y adolescentes que se encuentran protegidos en los hogares actualmente”.

“Es fácil pedir a otros que hagan la tarea. Como Iglesia, sin embargo, sabemos que no podemos mirar hacia otro lado”, agregó.

La institución señaló que han establecido “un equipo de acompañamiento permanente”, con “el interés de reforzar y adecuar los centros y hogares de niñez y de ancianos inspirados por la doctrina católica”.

“La Iglesia, por inspiración de su Maestro, se ofrece a caminar junto a los niños, niñas y adolescentes –y sus cuidadores–, y pide a Dios la fortaleza necesaria para insistir en un mejor camino, y no dejarlos solos, aunque el viento sea contrario”, añadió.

Cáritas señaló que frente al escándalo los esfuerzos se han “concentrado en encontrar culpables, pero pocos nos preguntamos qué ha sido de los niños y niñas abusados; dónde están las criaturas de casas cerradas o suspendidas; cómo ayudamos a estos niños, niñas y adolescentes para que no sean víctimas otra vez”.

“Demandamos que al abordar estas denuncias en los medios de comunicación y en las redes sociales, lo hagamos pensando en buscar el bienestar de la niñez vulnerable, y no solo levantar cadalsos”, resaltó.

Asimismo, pidió que esta situación no sea aprovechada para atacar o desinformar, “porque a veces sin querer estamos abriendo heridas nuevas en estos niños, niñas y adolescentes”.

“Impulsemos la revisión de las instituciones, no solo para atender las denuncias del maltrato y abuso, sino también para elevar la calidad de la atención, y así encontrar mecanismos de supervisión y programas actuales que permitan bienestar y desarrollo integral de la niñez y la juventud en estos centros o albergues”, indicó.

Finalmente, Cáritas pidió la unión para combatir cualquier forma de violencia y construir “las condiciones para que los pequeños puedan recibir como herencia de nuestra generación un mundo más justo y solidario”.

Puede leer el comunicado completo AQUÍ.

Etiquetas: Cáritas, Panamá, Abusos sexuales, Iglesia en Panamá, albergue, abuso de menores

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios