En un mensaje convocando a vivir plenamente el Año de la Eucaristía, el  Arzobispo de Guadalajara (México), Cardenal Juan Sandoval Íñiguez exhortó a los cristianos a revivir la práctica de asistencia a Misa cada domingo.

El Cardenal señaló en el mensaje que “al comenzar el año 2005, deseo a todos las bendiciones de Dios, y les recuerdo que se inicia ya el Año de la Eucaristía, como lo dejara establecido el Santo Padre Juan Pablo II, al término del Congreso Eucarístico Internacional. Por lo tanto, los creyentes debemos impulsar el conocimiento y amor a este gran Misterio de la Eucaristía”.

El Purpurado recordó que Guadalajara fue la primera ciudad en albergar un Congreso Eucarístico Nacional, en 1906, a la vez que el año pasado fue sede del Congreso Eucarístico Internacional.

“Que esta ciudad haya sido sede de los primeros Congresos, nacional e internacional, es un designo de Dios y señal de que Él la quiere cercana a la Eucaristía”, agregó.

“En este año eucarístico -escribió el Cardenal Sandoval-, basado en los compromisos derivados del pasado Congreso Internacional, quiero recordar a los católicos, primero, que la misa de los domingos es obligatoria y principal fuente de devoción a la Santísima Eucaristía y celebración del Misterio Pascual de la Muerte y Resurrección del Señor”.

El Purpurado señaló también que “la comunión frecuente para todos los creyentes es signo de la presencia real del Padre, como alimento de Vida Eterna;  y cuando es recibida por aquellas personas que viven en amistad con Dios, en su Gracia; no requieren confesarse antes de cada comunión”.

Más en Vaticano

  • Tags: