El Cardenal Camillo Ruini, Vicario del Papa Benedicto XVI para la ciudad de Roma, hizo un llamado para solicitar una "moratoria" de abortos en Italia y el mundo, luego de la moratoria obtenida contra la pena de muerte a nivel internacional.

"Creo que después del feliz resultado obtenido respecto de la pena de muerte, es lógico abordar el tema del aborto y solicitar una moratoria, por lo menos para estimular, despertar la conciencia de todos, para ayudar a darse cuenta que el niño en el seno de la madre es un ser humano y que su supresión es inevitablemente la supresión de un ser humano", señaló el Cardenal durante una entrevista emitida por el noticiero televisivo TG5.

El Purpurado respondió así a una pregunta hecha respecto de la decisión del prestigioso periodista agnóstico Giuliano Ferrara, director del influyente diario político "Il Foglio", a favor de detener los abortos mediante una iniciativa internacional.

Al día siguiente de la aprobación en el seno de la ONU de una moratoria de la pena capital, Ferrara anunció que entraría en una "dieta líquida" durante el tiempo de Navidad, "como una forma de protestar o de pedir por una moratoria de los abortos en el mundo".

El Cardenal Ruini también llamó a "actualizar" la ley 194 –que legalizó el aborto en Italia– "en base al progreso científico que, por ejemplo, ha dado grandes pasos en la línea de la supervivencia de niños prematuros".

Desde el punto de vista puramente político, "resulta verdaderamente inadmisible proceder al aborto a una edad del no nacido en la cual éste ya podría vivir por sí mismo", explicó el Purpurado.

Más en Vida y Familia

  • Tags: