El Arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Cardenal Antonio María Rouco Varela, recibió este lunes el alta médica tras haber sido sometido a una operación quirúrgica de urgencia en la que se le extirpó el riñón derecho.

Fuentes del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, donde ingresó el Purpurado el pasado jueves, informaron que la intervención se debió a la presencia de un tumor en el riñón derecho. Está aún por determinarse la malignidad del tumor, aunque las mismas fuentes señalaron que tenía “buen pronóstico”.

El Arzobispo de Madrid ha recibido el alta “habiendo tenido un proceso evolutivo satisfactorio después de la cirugía renal a la que fue sometido el pasado día 7 de octubre de 2004”, señala el parte médico.

En el comunicado enviado por el Arzobispado de Madrid, se informa que “desde el punto de vista médico se le ha recomendado reiniciar paulatinamente sus actividades habituales, debiendo seguir aún bajo control médico ambulatorio”.

  • Tags: