22 de febrero de 2009 - 6:51 PM

Cardenal pide a católicos no condenar su fe a la clandestinidad

No pueden aceptar laicismo radical como ideología de Estado, advierte
Redacción ACI Prensa

Cardenal Agustín García-Gasco, Administrador Apostólico de Valencia
Cardenal Agustín García-Gasco, Administrador Apostólico de Valencia

El Administrador Apostólico de Valencia, Cardenal Agustín García-Gasco, llamó a los católicos a ejercer la libertad religiosa en el ámbito público porque de lo contrario "condenan la vivencia y expresión de su fe a la clandestinidad social, limitando su creatividad y empobreciendo su aportación al bien común".

En su carta semanal "Cultura del amor frente a laicismo de Estado", el Purpurado advirtió que si se acepta esa restricción a la clandestinidad "¿no estaríamos negando el derecho a existir en la sociedad de nuestras tradiciones, costumbres, arte y cultura de inspiración religiosa?".

"Este patrimonio es fruto de muchas y sucesivas generaciones, que lo han trasmitido vivo a las actuales para que éstas, incorporando su propia creatividad, la transmitan a las futuras. Esta sociedad no es patrimonio del Estado, sino de las personas, de los ciudadanos. Entre ellos están también los ciudadanos de religión católica", recordó.

El Cardenal señaló que "la historia reciente muestra la debilidad y el fracaso de una cultura social y política basada en el laicismo radical", pues "ningún Estado es Dios ni puede pretender ocupar su lugar ante la persona humana".

En ese sentido, advirtió que "el triunfo del laicismo radical como ideología de Estado" trae "el silenciamiento de Dios en la vida pública", que se constata en la omisión de los principios de la ley natural o "del potencial humanizador del Evangelio vivido activamente desde la libertad religiosa".

El Purpurado recordó a los católicos su compromiso social y político, e indicó que su actuación en la sociedad "está impulsada por una cultura que acoge y da razón de las instancias que derivan de la fe y de la ley natural, y las sitúan como fundamento objetivo de proyectos concretos".

Por ello, animó "a todos los fieles católicos y a toda persona de buena voluntad a romper con la cultura de la vaciedad y la desesperanza, para construir el nuevo modo de vivir que surge del Evangelio", una cultura que respete la dignidad humana de todos "con libertad, con verdad y con apertura a Dios".

"Tomando inspiración en unas palabras de San Vicente Mártir, pronunciadas durante su martirio, considero que la libertad y dignidad de cada persona humana, sus derechos innatos fundamentales, la verdad de la vida y de la familia no podemos simplemente ‘susurrarla’. Debemos proclamar la Cultura del Amor alto y claro", afirmó.

El texto completo está en http://www.archivalencia.org/contenido.php?modulo=39&pad=79&&id_autor=2 

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios