2 de junio de 2003 - 2:10 PM

Cardenal Ortega: la Iglesia no es ni será “partido de oposición” en Cuba

Redacción ACI Prensa

Cardenal Ortega: la Iglesia no es ni será “partido de oposición” en Cuba

Durante una conferencia sobre el presente y el futuro de la Iglesia en Cuba dictada en la parroquia habanera de San Juan de Letrán, el Cardenal Jaime Ortega y Alamino, Arzobispo de la capital cubana, señaló enfáticamente que la Iglesia en Cuba luchará por sus derechos, pero no se convertirá nunca en partido de oposición”. La conferencia,  titulada “Preocupaciones y apuestas de la Iglesia mirando al porvenir de nuestro pueblo”, fue pronunciada en el Aula Fray Bartolomé de las Casas del  Convento de San Juan de Letrán el pasado 29 de mayo de 2003; y se convirtió en un evento multitudinario, que contó con la presencia no sólo de cientos de fieles, sino de numerosos diplomáticos –como el jefe de la sección de Intereses de Estados Unidos, James Cason–, disidentes políticos como Manuel Cuesta Morúa y gente cercana al gobierno como Alfredo Guevara, amigo personal de Castro.

Ante numerosas preguntas en la línea del papel que la Iglesia en Cuba debería jugar en el ámbito político, el Purpurado cubano señaló: “Primero Cristo, su anuncio. Primero el encuentro de nuestros hermanos con él. Lo demás fluirá empujando hacia adelante la historia”.

“La clave es la reconciliación”, dijo el Cardenal; e insistió en que “no se trata de una reconciliación dada a la Iglesia como encomienda entre dos naciones”,dijo:; y explicó que “esa reconciliación  no significa una aceptación plena, ni gozosa de una realidad que pensamos que se puede superar, evidentemente. Pero hace falta, por ejemplo, reconciliarnos con el hecho de que el Señor nos ha plantado aquí y aquí debemos florecer en el orden del amor, del servicio, etc. Y esto lo estoy hablando en clave cristiana porque estamos hablando de la Iglesia. Yo creo que ese mismo espíritu   existe también  en otros cristianos que viven fuera. De hecho hoy se abre paso esta búsqueda de la reconciliación”.

Ni el perdón se puede imponer, ni la reconciliación tampoco. Debe ser algo que  venga desde dentro. Implica mucho a la persona, su interioridad”, agregó el Caredenal.

El Cardenal Ortega puso incluso como ejemplo de espíritu de reconciliación a la madre de uno de los tres acusados de secuestrar un bote fusilados sumariamente en abril pasado.

“Lo más agudo que me dijo fue ‘algunas veces pienso que voy a odiar y ¡por Dios, yo no quiero odiar!’”, contó el Purpurado. “Esta señora no es una persona que frecuente nuestros templos; pero oír esa frase fue impresionante... Y pensé para mí: ¡ojalá los cristianos llamados prácticos, tuvieran una actitud así!”, dijo el Arzobispo de la Habana.

El Purpurado reconoció durante el diálogo el “dramático incremento de la desesperanza” del pueblo cubano, y la señaló como la causa principal de los desesperados intentos de emigración.

Sin embargo, enfáticamente, el Cardenal señaló que la Iglesia “no tiene la misión de ser el partido de oposición que lamentablemente no existe en Cuba. Yo quisiera que hubiera  uno, dos o tres partidos con pensamientos distintos, pero bien, eso es un deseo mío personal, pero no los hay, pero no se puede  pedir que la Iglesia se convierta en el partido de oposición. Como no se le puede pedir a la Iglesia que apoye al gobierno revolucionario tampoco. En cualquiera de los dos sentidos siempre han sabido que nosotros hemos dicho: estamos aquí para anunciar el Reino de Dios”.

·        Lea  íntegra la Conferencia original del Cardenal  Jaime Ortega o bájela a su computador

·        Lea las respuestas del Cardenal Ortega a la ronda de preguntas o bájelas a su computador

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios