9 de mayo de 2014 - 9:02 AM

Cardenal Müller a grupo de religiosas de EEUU: Se han alejado de la fe de la Iglesia

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Cardenal Gerhard Müller. Foto: Dr. Meierhofer (CC BY-SA 3.0)
Cardenal Gerhard Müller. Foto: Dr. Meierhofer (CC BY-SA 3.0)

En un mensaje remitido a la presidencia de la Conferencia de Líderes Religiosas (LCWR, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Gerhard Müller reiteró la necesidad de reformar la organización, indicando que efectivamente se ha alejado de la fe cristiana.

En su mensaje, entregado en Roma, el Cardenal Gerhard Müller señaló que “creemos que las conclusiones de la Evaluación Doctrinal son correctas y el camino de reforma que yace delante de la LCWR sigue siendo necesario para que así la vida religiosa pueda continuar floreciendo en los Estados Unidos”.

El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe indicó que la aceptación de ideas opuestas a la revelación por parte del grupo de religiosas, es evidencia de un alejamiento de la fe “ya ha ocurrido”.

Entre las enseñanzas equivocadas difundidas por la LCWR, dijo el Cardenal, se encuentran “errores con respecto a la omnipotencia de Dios, la Encarnación de Cristo, la realidad del Pecado Original, la necesidad de la salvación y la naturaleza definitiva de la acción salvífica de Cristo en el Misterio Pascual”.

El Cardenal Müller indicó que está agradecido de que la LCWR haya corregido sus estatutos, pero sigue preocupado sobre la continua promoción de errores doctrinales en sus escritos y la elección de los ponentes en su asamblea anual.

En 2012, tras cuatro años de observación, el Vaticano encontró un estado de crisis doctrinal al interior de la Conferencia de Líderes Religiosas, un grupo de superiores religiosas de Estados Unidos, y remitió sus conclusiones en una Evaluación Doctrinal del grupo. El Vaticano conoció de varios temas que necesitaban corrección, y al mismo tiempo asignó al Arzobispo de Seattle, Mons. Peter Sartain, para supervisar la reforma del grupo.

Entre los hallazgos claves en la evaluación, se encuentran serios errores teológicos y doctrinales en las presentaciones en las asambleas anuales de la conferencia, en los  años recientes.

El Cardenal Müller lamentó que las autoridades de la LCWR dijeron que el informe realizado por el Vaticano estaba “viciado, y los hallazgos basados sobre acusaciones insustanciales”, al tiempo que calificaron las reformas como “desproporcionadas”.

Uno de los puntos más rechazados por las religiosas estadounidenses fue el mandato del Vaticano de que los presentadores en los encuentros grandes de la LCWR sean primero aprobados por el delegado, Mons. Sartain.

Esta parte de la reforma aún no había sido ejecutada cuando la LCWR anunció que premiaría a la religiosa Elizabeth Johnson -una teóloga que los Obispos de Estados Unidos han criticado reiteradamente por sus serios errores doctrinales-, con el “Premio al Sobresaliente Liderazgo” de la Asamblea General de este año.

Para el Cardenal Müller, “esta es una decisión que será vista como una abierta provocación contra la Santa Sede y la Evaluación Doctrinal. No solo eso, sino que también aleja más a la LCWR de los Obispos”.

El Cardenal Müller anunció que esta provisión está ahora “plenamente vigente” y que la decisión de premiar a Johnson “es ciertamente lamentable y demuestra claramente la necesidad de la disposición del Mandato de que los ponentes y presentadores en los programas importantes sean sujetos a aprobación del  Delegado”.

El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe señaló que “la frase citada con más frecuencia de la Evaluación Doctrinal como extralimitada o infundada es cuando habla sobre religiosas alejándose de la Iglesia o incluso alejándose de Jesús. Sí, este es un lenguaje duro y puedo imaginar que sonó severo en los oídos de miles de fieles religiosas”.

“Y aún así, las preocupaciones planteadas en la Evaluación son tan centrales y tan fundamentales que no hay otro camino de referirse a ellas excepto como la constitución de alejamiento del centro eclesial de la fe en Jesucristo el Señor”.

Ideas difundidas entre las religiosas, tales como la de la “Evolución Consciente”, dijo el Cardenal, tienen sus raíces en la herejía gnóstica.

“La Evolución Consciente no ofrece nada nuevo  que nutra a la vida religiosa como un testimonio privilegiado y profético enraizado en Cristo, revelando amor divino a un mundo herido”, dijo.

“No presenta el invaluable tesoro por el que nuevas generaciones de mujeres jóvenes dejarán todo para seguir a Cristo”.

Por el contrario, exclamó, “¡el Evangelio lo hace! ¡El servicio abnegado hacia los pobres y marginados en el nombre de Jesucristo lo hace!”.

El Cardenal Müller les recordó a las religiosas que el Papa Francisco habló el año pasado a los superiores generales de las ordenes religiosas, y les propuso lo que él Prefecto de la Congregación para la Doctrina de le Fe llamó “una articulación positiva de temas de los temas que surgieron como preocupaciones en la Evaluación Doctrinal”.

“Las aliento a releer las observaciones del Santo padre y hacerlos un punto de discusión con las miembros de su Directiva, también”, dijo.

El Cardenal concluyó recordándoles a las directivas de la LCWR que “le tengo una deuda incalculable a las mujeres religiosas, que por mucho tiempo han sido parte de mi vida. Fueron las que me inculcaron el amor por el Señor y por la Iglesia, y me alentaron a seguir la vocación a la que el Señor me estaba llamando. Las cosas que he dicho hoy han nacido, por tanto, de gran amor”.

El Prefecto vaticano enfatizó que la Santa Sede y su congregación “desean profundamente que la vida religiosa florezca y que la LCWR sea un instrumento efectivo apoyando su crecimiento”.

“Al final, el punto es este: La Santa Sede cree que la vitalidad carismática de la vida religiosa solo puede florecer dentro de la fe eclesial de la Iglesia. La LCWR, como una entidad canónica dependiente de la Santa Sede, tiene una profunda obligación hacia la promoción de esa fe, como un fundamento esencial de la vida religiosa”.

El Cardenal Müller aseguró que “el estatus canónico y la visión eclesial van mano con mano, y en esta etapa de implementación de la Evaluación Doctrinal, estamos buscando una expresión más clara de esa visión eclesial y señales más sustantivas de colaboración”.

Etiquetas: Estados Unidos, Católicos disidentes, LCWR

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios