8 de enero de 2014 - 5:48 PM

Cardenal de Paolis al iniciar capítulo de Legionarios de Cristo: Constituciones deben ser camino de sanación

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Misa inaugural del Capítulo Extraordinario (Foto Legionarios de Cristo)
Misa inaugural del Capítulo Extraordinario (Foto Legionarios de Cristo)

Al presidir la Misa con la que se inició hoy el Capítulo Extraordinario de la Legión de Cristo, el Delegado Pontificio de la Congregación, Cardenal Velasio de Paolis, dijo que las Constituciones que se aprueben en este importante evento, deben constituir “un camino de sanación” para sus miembros y alentó a recordar que el dolor y el sufrimiento constituye un camino de purificación que pueden ofrecer por amor a la Iglesia.

En la Eucaristía que presidió en la capilla del Centro de Altos Estudios de la Legión en Roma, el Cardenal de Paolis se refirió a dos grandes tareas que los 61 sacerdotes reunidos en este evento deben afrontar: la aprobación de las Constituciones y la elección de las nuevas autoridades.

Sobre el primero de los temas, señala la nota de los Legionarios, el Cardenal dijo que “las Constituciones que se den a ustedes mismos no serán simplemente un código de leyes que los unan externamente en disciplina, sino que el texto será una expresión de una vocación común, un ideal común, una misión común, un camino común de sanación, un impulso para el esfuerzo común en el cumplimiento del plan de Dios para la Congregación y para cada uno de ustedes”.

“El corazón de las Constituciones es el carisma o el patrimonio espiritual del Instituto (la Legión)”, dijo el Purpurado y recordó que el Papa fue quien subrayó esta idea indicando que en la tarea de aprobar las nuevas Constituciones “debe examinarse profundamente el mismo carisma del Instituto”.

De hecho, prosiguió, “las Constituciones deben contener la vocación y la identidad del Instituto (es decir, su carisma o patrimonio espiritual) y las normas fundamentales para su protección, avance y progreso. Esta ha sido la preocupación principal al elaborar el borrador del texto y el Capítulo debe tener la misma preocupación al aprobar el siguiente texto que será enviado al Santo Padre”.

En relación a la elección de las autoridades, el Cardenal de Paolis recordó que son ellas quienes tienen la misión de “preservar y promover el carisma del Instituto” y explicó que esto es posible solo cuando “la autoridad se ejerce como un servicio, en el espíritu del Evangelio y en fidelidad a las normas de la Iglesia”.

“Es un asunto al que debe darse especial atención, especialmente por ustedes, que tienen una historia de sufrimiento a este respecto. Es importante no olvidar eso. Y esto ha sido un tema sobre el que el nuevo texto constitucional ha sido atento y vigilante”.

Tras precisar que las normas no son suficientes, el Cardenal indicó que en la elección de las nuevas autoridades es necesario que “tengan un nuevo corazón, los que eligen y los que sean elegidos”.

La Iglesia, dijo luego, los ha acompañado “particularmente a través del Papa Benedicto XVI –que, en el más trágico momento de su historia, tuvo la confianza en ustedes y creyó en su capacidad para la renovación y la fidelidad en el Señor – y con el actual Supremo Pontífice el Papa Francisco – que quiso estar presente en este importante momento de su historia”.

“Creo que están contentos por haber confirmado vuestro sí al Señor. Han sufrido mucho, dentro y fuera de ustedes. Han sufrido la vergüenza de ser acusados, mirados con sospecha y de ser expuestos a la opinión pública, también en el interior de la Iglesia. Han sabido aceptar este sufrimiento por amor a vuestra vocación, por amor a la Iglesia y a la Legión”.

Este sufrimiento, continuó el Cardenal, “los ha purificado, los ha madurado, los ha hecho tener la experiencia de la gracia del Señor y de su amor, que los ha llamado a participar en el misterio de la redención mediante la cruz y el dolor”.

“Han participado en el dolor de quienes han sufrido a causa de algunos miembros de la Legión. Han elegido el único modo que el Evangelio conoce para la redención del mal: no la fuga, no el rechazo, no la condena de los otros, sino la participación, la solidaridad, el amor que entra en el mismo pecado y en el mismo dolor para redimirlo desde el interior”.

El Cardenal de Paolis les dijo a los Legionarios también que “hoy estén contentos de participar en esta liturgia de la Eucaristía, asociados al misterio de Cristo que por amor ofrece la propia vida. Y renuevan en su ofrecimiento de Cristo el ofrecimiento de vuestra vida”.

Etiquetas: Vaticano, Roma, Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, Capítulo Extraordinario, Legión

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios