29 de setiembre de 2008 - 1:20 PM

Cardenal Cipriani alienta a convivientes y divorciados a abrirse a misericordia de Dios

Redacción ACI Prensa

Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado del Perú
Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado del Perú

El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, alentó a los matrimonios en crisis, a los divorciados vueltos a casar y las parejas que conviven, a abrirse a la misericordia de Dios y acercarse a la Iglesia; para sanar el dolor que experimentan y volver al camino del bien sin pedir "rebajas".

En su homilía de la Misa dominical, el Purpurado explicó que "toda crisis es el paso para una nueva concepción de la vida. La Iglesia, entonces, no va a modificar una ley que nos ha dado el mismo Jesucristo. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. No viene por la negociación de la rebaja. Pero sí viene por la enorme misericordia de Dios que sigue contando con aquella mujer o hombre que por alguna circunstancia se encuentra en una situación irregular".

Tras precisar que "lo que no ha dicho Dios es que están condenados. Lo que no ha dicho la Iglesia, es que no pueden rezar, ni que no tiene consideración para ellos", el Cardenal explicó que estas parejas en situación irregular siempre tienen a su alcance "la oración. Esos hombres y mujeres pueden rezar. Tiene para ellos el acompañamiento de la lectura, de la palabra de Dios, donde pueden considerar la vida personal a la luz de la palabra de Dios".

Sin embargo, precisó, deben en Misa "pasar por el dolor de no comulgar. Están divorciados y vueltos a casar o están conviviendo. Pero, pueden acercarse a Misa y buscar ahí la luz. Pueden coger su Santo Rosario para pedir ayuda y perdón. Pueden mucho".

El Arzobispo de Lima explicó luego que estas parejas y estas personas que han pasado por un divorcio "no pueden engañarse y decir 'todos pueden comulgar, todo se puede perdonar'. Hay pecados que no tienen ese perdón porque Dios lo ha dejado sin perdón, por lo menos en el campo de la participación en la vida de la Iglesia. Pero, nadie te dice que ese hombre o esa mujer están condenados".

Seguidamente alentó a que, en el mes de octubre que en el Perú está dedicado al Señor de los Milagros, quienes viven en algunas de estas situaciones dolorosas "abran el corazón con dolor, con arrepentimiento y con esperanza. Busquen la Misericordia de Dios. Pero no se descalifiquen. Ni tampoco intenten estar en una negociación en la que pueden engañar".

El Arzobispo de Lima señaló que aunque no se le pueda dar la absolución a una persona divorciada o conviviente, eso no quiere decir que estas personas no tengan un campo para procurar la amistad y confianza con Dios a través del diálogo. "Hay que aprender que la misericordia de Dios y la lógica de Dios es muy diferente a la nuestra", expresó.

Huelga médica

De otro lado, el Cardenal Cipriani hizo un nuevo llamado para que no se abandone a los enfermos y pidió al Ministro de Salud y a la Federación Médica del Perú a que busquen una solución a la huelga médica que lleva ya varios días.

"A veces, se escogen caminos de confrontación, de poca seriedad y la población va notándolo. Gran parte de la población rechaza el paro médico; y, al mismo tiempo, tampoco acepta la manera en que el Ministro se está conduciendo. La llamada de atención del pueblo es que tomen con más responsabilidad y lleguen a un acuerdo ya", indicó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios