2 de junio de 2016 1:59 pm

Cardenal Cañizares ante ataques: “Ni soy homófobo, ni xenófobo, ni sexista”

Redacción ACI Prensa

Antonio Cañizares / Wikipedia (Dominio Público)
Antonio Cañizares / Wikipedia (Dominio Público)

El Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia en España, respondió a los ataques de los que ha sido objeto desde que criticó enérgicamente la ideología de género y dijo que no es “homófobo”, “xenófobo” o “sexista” como han afirmado algunos en los últimos días.

La ideología de género pretende afirmar que en el mundo moderno la diferencia entre hombre y mujer es un hecho social o una construcción antes que algo biológico o natural. De esa forma la orientación sexual contaría más que el sexo biológico.

El pasado 13 de mayo durante la clausura del Curso del Instituto Juan Pablo II de estudios sobre la familia, el Cardenal Cañizares pronunció un discurso en el que denunciaba diversas amenazas para la célula básica de la sociedad como “legislaciones contrarias a la familia, la acción de fuerzas políticas y sociales, a la que se suman movimientos y acciones del imperio gay, de ideologías como el feminismo radical o la más insidiosa de todas, la ideología de género”.

El domingo 29 de mayo y luego de la procesión del Corpus Christi, el Cardenal reiteró su crítica a la ideología de género y alentó a los cristianos a desobedecer las “leyes inicuas” que se basen en ella.

Estas y otras afirmaciones del Cardenal generaron múltiples ataques y que diversos colectivos del lobby LGBT anunciaran una denuncia “por incitación al odio” contra el Purpurado.

Entre los grupos que se han sumado a la denuncia están València en Comú, Compromís o Verds Equo València, Comisiones Obreras del País Valenciano, Intersindical Valenciana y UGT del País Valenciano.

Además, diversos miembros de las Cortes de Valencia (Parlamento) atacaron al Cardenal Cañizares tildándolo de “homófobo”, “machista” y “xenófobo”, recordando con esto último unas declaraciones del Cardenal sobre los refugiados de Medio Oriente en Europa que fueron manipuladas para arremeter contra él.

Pero no todo han sido ataques. La agencia AVAN informa que la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (FCAPA), que agrupa a más de 55.000 familias en la provincia, ha señalado hoy que “no solo apoya sino que además agradece al señor Cardenal su defensa de la familia y de la educación”, según ha indicado esta tarde su presidente, Vicente Morro.

Sobre los ataques recibidos, el Cardenal Cañizares cuestiona en la carta que ha enviado a la Archidiócesis si es que son “casualidad, pura coincidencia, o plan y estrategia preestablecidos”. “¿Les estorbo, les soy molesto, y quieren acabar conmigo? Ni soy homófobo, ni xenófobo, ni sexista. Acepto a todos y no excluyo a nadie porque creo firmemente en el Señor”.

“Para mí todos son hijos de Dios, queridos por Dios, hermanos, y así lo predico constantemente: la tolerancia, mejor aún la caridad, me lleva al respeto a todos y a la no exclusión de nadie, y si alguna vez no actuase así estoy convencido que estaría pecando (…) Pero creo, al menos así lo intento, que busco la verdad, y la justicia, proclamarla y defenderla, aunque me cueste sinsabores”, insistió.

En la misiva el Purpurado afirma que “retira las palabras de la homilía que hayan podido herir o molestar” en relación a la ideología de género, pero también ha pedido que quienes lo han criticado y juzgado “rectifiquen por respeto” y “dejen de acosar a la Iglesia, personas e instituciones”.

El pasado jueves 26 de mayo, durante la sesión ordinaria de control al Consejo de Valencia, uno de los miembros del partido político Compromis hizo referencia a la homilía que el Cardenal Antonio Cañizares pronunció el día 13 de mayo en la Universidad Católica de Valencia, que según explica el Purpurado “fue una exposición de la belleza, de la grandeza de la familia, donde se encuentra el futuro de la humanidad, e hice una defensa de la misma”.  

Sin embargo durante esa sesión parlamentaria y en relación a dicha pregunta sobre la homilía, el Cardenal afirma que se vio sometido “a un juicio, sin haberme escuchado y sin defensa por mi parte, en mi ausencia, y se me condenó conculcando todo derecho”.

“Se me condenó, además, llevados de prejuicios y de lecturas sesgadas sacadas de algunos medios de comunicación social y de sus interpretaciones”, denunció.

El Arzobispo de Valencia asegura que la homilía “no había sido leída íntegramente en su conjunto por los acusadores”, y, por tanto, se vertieron juicios sobre su persona y sobre un texto que no conocían, “sin darme la oportunidad de defenderme: Convirtieron las Cortes (Parlamento) en un tribunal popular, de tan malos recuerdos históricos”.

“Se me insultó gravemente, se me acusó -dando lecciones de cristianismo, ¡ qué paradoja!- de que no soy ‘nada cristiano’; se contrapuso el Papa a mi persona, -lo cual, como podéis suponer, me dolió en el alma- en una ignorancia total de mi relación que tengo como Obispo con el Papa y, además, como amigo del Papa que soy; se utilizó y se manipuló al Papa contra mí para desprestigiarme; el Papa no se merece tal utilización, está a otro nivel mucho más digno y elevado”, subrayó el Cardenal en la carta.

El Cardenal cuestionó luego: “¿Soy yo quien fomenta el odio, o lo fomentaron contra mí otros en otros ámbitos, como ahora en las Cortes con sesiones como la celebrada el jueves pasado, con juicios y palabras de consecuencias imprevisibles y no deseables?".

“Solo me importa el juicio de Dios, no me preocupa el de los hombres. No me preocupan los insultos, máxime si son por defender la justicia y lo derivado del Evangelio, me preocupáis vosotros, pueblo de Dios, el que os puedan dañar, herir y dispersar”, afirmó.

Comunicado de la Archidiócesis

Ante los ataques contra el Cardenal, la Archidiócesis de Valencia ha recordado la postura de la Iglesia Católica ante la ideología de género puede encontrarse en el número 56 de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia.

Ese texto señala que “otro desafío surge de diversas formas de una ideología, genéricamente llamada gender, que `niega la diferencia y reciprocidad natural de hombre y mujer´. Ésta presenta una sociedad sin diferencias de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia”.

La Archidiócesis recuerda también el derecho del Cardenal a opinar sobre estos temas está “amparado por la Constitución Española” y precisan que les consta que en ningún momento el Arzobispo “tuvo la intención de ofender a ninguna persona”.

Por ello, la acusación de “homofobia” de la que el Cardenal ha sido objeto, “debe ser probada razonadamente ante un juez. De lo contrario, no pasa de ser una afirmación subjetiva y gratuita”.

También te puede interesar:

Etiquetas: España, Ideología de Género, Iglesia en España, Cardenal Cañizares, Cardenal Antonio Cañizares

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios