8 de enero de 2019 3:24 pm

Cardenal Barbarin niega haber encubierto casos de pedofilia

Redacción ACI Prensa

Cardenal Philippe Barbarin / Foto: Facebook Diocese de Lyon
Cardenal Philippe Barbarin / Foto: Facebook Diocese de Lyon

El Arzobispo de Lyon (Francia), Cardenal Philippe Barbarin, negó haber encubierto casos de pedofilia, en una declaración leída el primer día de audiencia que se le sigue ante un tribunal penal.

La declaración del Purpurado fue leída ayer lunes 7 en el primer día de audiencia que se le sigue en el Tribunal Correccional de Lyon junto a otros cinco responsables eclesiásticos, a quienes se acusa de "no denunciar la violencia sexual contra menores" y "por no dar asistencia a las personas en peligro"; esto ante los abusos cometidos hace más de 25 años por el P. Bernard Preynat.

Las acusaciones fueron planteadas por diez de las más de 70 víctimas del sacerdote, que en entre los años 70s y 80s era capellán de un grupo scout en la periferia de Lyon, pero que no estaba vinculado al movimiento scout oficial.

"Nunca he buscado esconder, y aún menos encubrir esos horribles hechos", señaló el Cardenal que dirige la Arquidiócesis de Lyon desde 2002. Además se disculpó por algunas de sus afirmaciones públicas de los últimos años.

"No tengo nada más que declarar. No he sabido siempre utilizar las palabras más correctas. Lo que digo hoy viene de lo más profundo de mi corazón y mi fe", señaló en la declaración leída al inicio de su comparecencia.

Según informó Vatican News, el Purpurado habló sobre los abusos cometidos por el P. Preynat contra los menores scout. Una de las víctimas, Alexandre Hezez, se reunió con el Cardenal Barbarin en noviembre de 2014 para narrarle lo que padeció de niño.

Ante estos hechos, el Arzobispo decidió transmitir el testimonio al Vaticano. Al mismo tiempo exhortó a Hezez a encontrar a las demás víctimas para iniciar un procedimiento judicial, ya que los abusos que había sufrido habían prescrito según las leyes francesas.

El 31 de agosto de 2015 el Cardenal Barbarin, de acuerdo con el Vaticano, retiró de sus funciones al P. Preyant. "Hice exactamente lo que Roma me ha pedido”, dijo. Sin embargo, admitió haber sido “imprudente” cuando nombró al P. Preynat en 2011 para que dirija un decanato cercano a Roanne.

“Habría hecho mejor decirle que permaneciera en la sombra”, admitió. En aquella época ya era conocido el pasado del P. Preynat. La audiencia en el tribunal francés continúa hoy martes y mañana miércoles.

La investigación interna abierta por el Cardenal Barbarin

Según informó Vatican News, las sospechas sobre los actos del sacerdote habían sido transmitidas al obispado “mucho tiempo antes”. En 1991, el Cardenal Albert Decourtray, entonces Arzobispo de Lyon, había adoptado una medida de alejamiento del P. Preynat, pero que luego fue reintegrado en parroquias de la región de Beaujolais y luego cerca de Roanne.

Sin embargo, en enero de 2016 se investigó al sacerdote por abusos contra un menor de 15 años. Semanas después, en declaraciones al medio francés La Croix, el Cardenal Barbarin admitió haber estado al corriente de los comportamientos del P. Preynat, que se remonta al periodo 2007-2008, después de que en un primer momento el obispado había afirmado que conocía de los hechos solo después de 2014.

“Cuando supe de los hechos, no disponíamos en la época de ninguna denuncia”, explicó el Arzobispo. El 4 de marzo de 2016, una primera acusación por no denunciar los abusos sexuales a menores fue interpuesta contra el Purpurado por François Devaux, fundador de la asociación de exvíctimas del P. Preynat, llamada "La Parole libérée".

Estos hechos fueron inicialmente archivados al término de una investigación de la Fiscalía de Lyon realizada en el verano de 2016, después de algunos meses de pesquisas y audiencias. Pero la asociación apeló y el caso se reabrió ayer lunes.

En los dos últimos años el Arzobispo ha recordado su disponibilidad de encontrar a las víctimas “para combatir juntos en la lucha contra la pedofilia”, tal como indicó un comunicado de la Arquidiócesis en agosto de 2016.

Asimismo, el 7 de noviembre, en el marco de la Asamblea Plenaria de los obispos de Francia, el Cardenal Barbarin declaró a un medio que no evadiría el tribunal. “Si hay algo que decir o hacer, o se necesita responder delante de la justicia, iré. Explicaré exactamente lo que sucedió”, dijo a Radio Notre-Dame.

El Arzobispo señaló que existe un clima difícil en los últimos meses, en los que no han faltado los ataques. “Ataques de toda parte y que no pueden ser comprobados”, dijo.

Etiquetas: Abusos sexuales, Francia, pedofilia, Cardenal Philippe Barbarin

Comentarios