6 de noviembre de 2009 2:45 am

Cardenal alienta a recuperar nivel moral de España desde cristianismo

Redacción ACI Prensa

Cardenal alienta a recuperar nivel moral de España desde cristianismo

El Arzobispo de Barcelona, Cardenal Lluís Martínez Sistach, señaló que la decadencia moral es un fenómeno universal que no debe desanimar a los católicos, sino más bien alentarlos a recuperar el nivel moral de la sociedad desde la fe, que "posibilita la realización de los auténticos valores humanos".

En un mensaje titulado "Recuperar el nivel moral", el Purpurado afirmó que la crisis de valores, que no es exclusiva de España, "nos han de mover a los cristianos a vivir y dar testimonio con los hechos de que la antropología cristiana, desvelando la dignidad inviolable de toda persona, ilumina y posibilita la realización de los auténticos valores humanos e inspira y sostiene el compromiso del testimonio cristiano en la vida personal, cultural y social".

"El centro del cristianismo no es el anuncio del imperio y la victoria del mal, sino la proclamación de la redención y la superación del pecado y del mal de todo tipo. La aceptación de la desmoralización nunca es cristiana, como tampoco lo es la desesperación y el desánimo, signos de poca fe", explicó.

El Cardenal indicó que la persona y la sociedad necesitan "un determinado sistema de valores". "Un valor es aquello que (…) favorece una plena realización, mueve y orienta la conducta de las personas y los grupos en el seno de un pueblo", explicó.

En ese sentido, recordó que el beato Juan XXIII, en su encíclica Pacem in Terris, indicó que los cuatro grandes valores de verdad, justicia, amor y libertad deben "presidir el bien integral de las personas y de las sociedades". Sin embargo, la actual crisis económica ha sido fruto de la caída moral, como es "el dejarse llevar por la deshonestidad y la codicia a cualquier precio".

El Cardenal Martínez Sistach indicó que pensadores se preguntan si las religiones "pueden garantizar a la sociedad, como ya hicieron en el pasado, unos valores que sean como su brújula de navegación de las personas y de la sociedad entera". Dijo que "sea cual sea la respuesta" los fieles tienen la grave obligación de no desmoralizarse, pues la presencia del mal en el mundo no debe sorprender al cristiano.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios