El Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, Cardenal Julio Terrazas Sandoval, afirmó que la Asamblea Constituyente, instalada en agosto pasado, tiene la obligación de entregar a los bolivianos una Carta Magna que impulse el desarrollo humano, económico, social y político del país.

En su discurso de inauguración de la 83° Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal Boliviana, el Purpurado recordó que "el diálogo y la concertación son más creíbles y eficaces que las amenazas, por tanto esta Constituyente debe ser defensora de una reflexión profunda que descubra y exprese el corazón de todo un pueblo".

"Se debe erradicar los regionalismos y el racismo para evitar la violencia. Los hechos de Huanuni y la provincia Carrasco no pueden repetirse, hay que curar las heridas con actitudes de amor y reconciliación, así lo hizo el Señor crucificado, para inaugurar la era de la misericordia y el perdón de un padre que nos quiere de verdad", anotó.

En la Asamblea Ordinaria del Episcopado que culminará este miércoles 15, los prelados aprobarán el documento de aporte a la V Conferencia del Episcopado y del Caribe a realizarse en mayo de 2007 en Brasil. Además analizarán la actual situación sociopolítica y económica del país.

  • Tags: