8 de septiembre de 2016 9:51 am

Campeona olímpica en Río 2016: “Por supuesto que rezo, como católica que soy”

Redacción ACI Prensa

Ruth Beitia, ganadora de la medalla de oro en salto de altura en las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016 ha explicado cómo la fe le ha ayudado en su vida deportiva. “Claro que rezo, como cristiana y católica que soy”, afirmó en varias entrevistas.

La atleta española, de 37 años, tras ganar la medalla de oro, confesó públicamente su fe y recordó a su madre con la palabra “Acapulco”, un juego de palabras que tienen entre ellas y que le ayuda a rezar y a mantener la presencia de Dios durante las competiciones.

“Mi madre siempre me dice que rece y, para que mi padre no le diga: ‘Isa, déjala en paz, que la niña tiene que saltar’, siempre me anima a que me acuerde de Acapulco. Es como un truco que usa para recordarme que rece. Es un juego de palabras”, declaró la saltadora al semanario católico Alfa y Omega.

“Y sí, sí, Ruth Beitia reza. Claro que rezo, como cristiana y católica que soy”, añadió al semanario católico la saltadora.

La campeona olímpica explica en la entrevista que cuando visita un lugar nuevo por sus competiciones suele entrar a alguna iglesia para rezar. “Le doy gracias a Dios todos los días. Sobre todo a la Virgen. Soy muy devota de la Virgen del Carmen y de la Virgen del Mar”.

Ruth Beitia así como la nadadora y campeona olímpica Mireia Belmonte y otros muchos deportistas olímpicos estudian en la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM). De hecho, de las 17 medallas que España consiguió en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, once fueron obtenidas por deportistas de esa casa de estudios.

Esta universidad, como apunta el semanario Alfa y Omega, también forma a sus alumnos desde el humanismo cristiano, pero “respetando siempre la libertad de todos los alumnos”, ya que entre los 17.000 estudiantes que tiene, hay personas de otras religiones y ateos.

La UCAM apuesta especialmente por apoyar a los deportistas, por eso durante este año ha destinado más de dos millones de euros en ayudas.

Como Universidad católica, la UCAM también ofrece una formación humana y espiritual. Luis Emilio Pascual, capellán mayor de la universidad declaraba en Alfa y Omega que además de administrar los sacramentos y estar disponible en el confesionario cada año reciben la Confirmación una media de 35 estudiantes.

El año pasado, se confirmó la nadadora y ganadora de una medalla de oro y otra de bronce en Río 2016, y que estudia el grado de Publicidad y Relaciones Públicas en la UCAM.

El capellán también explica que justo antes de que viajara a Río ella el mandó un mensaje diciéndole: “Estamos aquí varios deportistas juntos. Dios nos ayudará. Y que todo vaya bien”. Yo le contesté: ‘Dios y vuestro esfuerzo’”.

También te puede interesar: 

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios