7 de agosto de 2014 7:20 am

Buenos Aires anuncia que hará abortos con equipo móvil cuando médicos no quieran practicarlos

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Imagen referencial. Foto: Flickr Raphael Bernardino (CC-BY-NC-SA-2.0)
Imagen referencial. Foto: Flickr Raphael Bernardino (CC-BY-NC-SA-2.0)

La provincia de Buenos Aires en Argentina anunció que implementará un equipo móvil para practicar abortos allí donde los médicos, avalados por el derecho a la objeción de conciencia, se nieguen a practicarlos.

Así lo anunció el ministerio de salud de la provincia de Buenos Aires a través de su titular, Alejandro Collia, que indicó que este equipo móvil de emergencia funcionará en los casos del aborto no punible.

Este “equipo de emergencia” servirá para practicar abortos a mujeres de hasta 12 semanas de gestación. El anuncio se realizó al inicio de una ronda de capacitaciones a equipos de salud que recorrerá seis universidades nacionales.

Collia dijo que “si bien teníamos un protocolo de atención al aborto no punible adaptado a la última resolución de la Corte Suprema, se presentaban controversias, dilaciones y dudas entre los profesionales sobre cuándo y cómo hacer las prácticas”.

Refiriéndose al aborto, el ministro dijo que se ponen “trabas en el acceso a los servicios de salud, un derecho elemental para la gestión provincial”.

A partir de ahora, con estas nuevas medidas, si todos los médicos de un hospital provincial presentaran objeción de conciencia, es decir, si se niegan a efectuar un aborto no punible, acudirá al equipo móvil.

Al respecto, el Arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, y sus dos obispos auxiliares, Mons. Nicolás Baisi y Mons. Alberto Bochatey, criticaron la iniciativa del Ministerio de Salud.

"Sorprendidos por estas declaraciones y acciones abortistas del gobierno provincial –sostienen los prelados- queremos recordar y confirmar la enseñanza de la Iglesia. El aborto procurado es una eliminación deliberada y directa, como quiera que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia, que va de la concepción al nacimiento”.

“Nunca se puede considerar una 'traba' el ejercicio del derecho democrático y humano de la objeción de conciencia. Nunca se puede considerar 'atención a la salud' a las acciones dirigidas a eliminar la vida de un ser humano aunque aún no haya nacido. Todos los derechos humanos deben ser respetados", recalcaron los obispos.

Los prelados indican además que “en la decisión sobre la muerte del niño aún no nacido, además de la madre, intervienen con frecuencia otras personas. Ante todo, puede ser culpable el padre del niño… No se pueden olvidar las presiones que a veces provienen de un contexto más amplio de familiares y amigos”.

“No raramente la mujer está sometida a presiones tan fuertes que se siente psicológicamente obligada a ceder al aborto: no hay duda de que en este caso la responsabilidad moral afecta particularmente a quienes directa o indirectamente la han forzado a abortar. También son responsables los médicos y el personal sanitario cuando ponen al servicio de la muerte la competencia adquirida para promover la vida”.

Los obispos alertan luego que “la responsabilidad implica también a los legisladores que han promovido y aprobado leyes que amparan el aborto y, en la medida en que haya dependido de ellos, los administradores de las estructuras sanitarias utilizadas para practicar abortos”.

La declaración de los obispos se dio a conocer a través de un mensaje titulado "El aborto es más fácil en la Provincia de Buenos Aires", que puede leerse íntegramente en http://www.aica.org/13346-fuertes-criticas-al-equipo-movil-para-abortos-anunciado-por-la.html

Etiquetas: Aborto, Argentina, No al Aborto, Defensa de la vida

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios