28 de abril de 2003 - 2:10 PM

Bolivianos celebran beatificación de Eugenia Ravasco

Redacción ACI Prensa

Bolivianos celebran beatificación de Eugenia Ravasco

La beatificación de la religiosa italiana Eugenia Ravasco, elevada a los altares ayer junto a otras cinco personas por el Papa Juan Pablo II, fue seguida con especial atención y alegría por los bolivianos. El motivo: el milagro de su beatificación permitió a una niña boliviana superar un mal congénito y volver a caminar. Eilen Natalí Jiménez Cardozo, tiene ahora 14 años de edad. Junto a sus familiares, algunas autoridades religiosas y hermanas de la Congregación de las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, fundada por la nueva beata, llegó hasta el Vaticano para asistir a la ceremonia.

Eilen, procedente de Cochabamba, sufría de osteoporosis congénita y su mal derivó en una escoliosis que le paralizó los miembros inferiores. A los 8 años de edad los médicos no le daban esperanzas de recuperación.

Sin embargo, el 31 de diciembre de 1996 la menor tuvo un sueño recurrente en el que Jesús le ordenaba levantarse de su cama para caminar y así lo hizo. El hecho ocurrió luego que familiares y religiosas pidieran incesantemente a Eugenia Ravasco por la salud de la menor.

Con el testimonio y pruebas de los médicos que atendieron a la menor se inició la investigación en un Tribunal eclesiástico de la Arquidiócesis de Cochabamba, proceso que concluyó ayer con la beatificación de la Madre Ravasco.

Durante la ceremonia de beatificación en Roma, muchos familiares de Eilen y religiosas de la Congregación de las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María rezaron a los pies de la imagen de la nueva beata en Cochabamba.

Eugenia Ravasco nació en Milán el 4 de enero del 1845 y falleció en Génova a los 56 años, en la madrugada del 30 de diciembre de 1900.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios