10 de mayo de 2021 - 11:22 AM

Biógrafo de San Juan Pablo II: La Iglesia en Alemania debe ser fiel a la Revelación

Redacción ACI Prensa

Catedral de Limburgo en Alemania. Crédito: Phantom3Pix via Wikimedia (CC BY-SA 4.0)
Catedral de Limburgo en Alemania. Crédito: Phantom3Pix via Wikimedia (CC BY-SA 4.0)

La Iglesia en Alemania está llamada a seguir la verdad revelada en vez del “espíritu de los tiempos”, afirma George Weigel, biógrafo del Papa San Juan Pablo II y experto académico católico, en respuesta a recientes declaraciones del presidente de la Conferencia Episcopal Alemana respecto al polémico “Camino sinodal”.

Weigel conversó con CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, sobre el “Camino sinodal” y las declaraciones de Mons. Georg Bätzing, Obispo de Limburgo. A continuación la entrevista completa:

CNA: El Obispo Bätzing parece querer andar sobre una delgada línea permaneciendo fiel a Roma y agradando a quienes ya anuncian “reformas”. ¿Hay acaso un punto medio allí? Si lo hay, ¿cómo sería realmente este punto medio?

Weigel: El asunto aquí no es “Roma” vs “reformas”. El asunto es la fidelidad a la verdad del Evangelio vs la fidelidad al Zeitgeist, “el espíritu de los tiempos”. Puesto de otro modo, el asunto en cuestión en el “Camino sinodal” alemán es si la revelación divina –sobre la indisolubilidad del matrimonio, la dignidad para recibir la Santa Comunión o el orden adecuado para nuestros afectos humanos– es real y tiene un poder vinculante sobre el tiempo, en cualquier situación cultural. Ese también fue el tema en los sínodos de 2014, 2015 y 2018.

CNA: El Obispo Bätzing dice que “el Camino sinodal se está empeñando, en particular, en el tema de las relaciones eficaces para debatir en un contexto de amplio margen, que considere también la necesidad, la posibilidad y los límites de desarrollar el magisterio de la Iglesia. Las perspectivas que la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) ha presentado encontrarán espacio en estos debates”. ¿Son las afirmaciones de la CDF meras “perspectivas” que pueden debatirse o son la base para el debate?

Weigel: Cuando la CDF habla con autoridad, como lo hizo respecto al asunto de si era posible para la Iglesia “bendecir” parejas del mismo sexo, no está ofreciendo una “perspectiva”, sino que habla sobre la verdad de la fe católica. Si el Obispo Bätzing y otros en la jerarquía alemana no aceptan esas verdades, deberían tener la honestidad de decirlo. Y si es el caso que sí aceptan esas verdades, también deberían tener el valor de decirlo.

CNA: Basados en el texto de trabajo, ¿es preciso el Obispo Bätzing cuando dice que : “La interrogante central es cómo se puede hablar hoy de Dios y llegar a una fe más profunda. La fe puede crecer y profundizarse si nos liberamos de los miedos y las cerrazones mentales, si nos hacemos las preguntas y buscamos los modos en los que la Iglesia hoy puede estar presente para las personas”?

Weigel: La “interrogante central” es la que el Señor Jesús dijo que era, es y siempre será: “Cuando el hijo del hombre vuelva, ¿encontrará fe en la tierra?” (Lc.18, 8). Claro que la Iglesia siempre debe hablar la verdad del Evangelio de formas en que pueda ser escuchada por la gente en un determinado tiempo y cultura, que fue lo que San Pablo trató de hacer en el Areópago de Atenas en Hechos 17, y lo que el (Concilio) Vaticano II instruyó a hacer a la Iglesia hoy: hablar la verdad de formas en que la verdad pueda ser escuchada.

El problema que yo y muchos otros tenemos cuando escuchamos al Obispo Bätzing, a sus colegas episcopales con posturas similares y al Comité Central de Católicos Alemanes, es que no escuchamos la voz del Señor, el Evangelio o la verdad, sino la voz del posmodernismo.

CNA: ¿Disputaría que existan posibilidades para el diaconado femenino? ¿Puede el diaconado estar separado de otras formas de órdenes mayores?

Weigel: Si el diaconado no fuese parte de un triple sacerdocio compuesto por el episcopado, el presbiterado y el diaconado, entonces sí, las mujeres pueden ser diaconisas. Pero si el diaconado no fuese parte de este triple sacerdocio, entonces ninguno de los que presiona por la ordenación de mujeres al diaconado estaría interesado en eso porque esa campaña es un caballito de batalla para que se ordenen mujeres sacerdotes y, eventualmente, obispas. Es una campaña de clericalismo que parece imaginar que los católicos que cuentan son solo aquellos en las órdenes sagradas. El Vaticano II decididamente rechazó esa eclesiología clericalista.

Sin embargo y de hecho, entiendo que en la enseñanza de la Iglesia está establecido que el diaconado, como se menciona en Hechos 6, es parte de ese triple sacerdocio. Por lo tanto, la Iglesia no tiene autoridad para ordenar mujeres al diaconado, así como no tiene autoridad para ordenar mujeres al sacerdocio o al episcopado. Eso fue definitivamente zanjado por Juan Pablo II en la Ordinatio Sacerdotalis.

CNA: ¿Cree que es precisa esta afirmación sobre cómo se desarrolla orgánicamente la doctrina católica?: “En Alemania y en otras partes de la Iglesia universal se discute desde hace un tiempo sobre cómo desarrollar ulteriormente el magisterio con argumentos válidos, sobre la base de las verdades fundamentales de la fe y la moral, de los progresos de la reflexión teológica y con un espíritu de apertura hacia los resultados más recientes de las ciencias humanas y las situaciones de vida de las personas hoy”.

Weigel: Las “verdades fundamentales de la fe y la moral” juzgan “los progresos de la reflexión teológica” y “los resultados más recientes de las ciencias humanas”. Esas verdades fundamentales no son juzgadas por los teólogos o por quienes practican las ciencias humanas. Pero cuando ese es el caso, el resultado es el protestantismo liberal y no puedo entender por qué alguien querría seguir el triste camino hacia el olvido eclesial. San John Henry Newman enseñó a la Iglesia que había siete signos de un auténtico desarrollo de la doctrina. ¿Tal vez se necesita una nueva edición alemana del ensayo de Newman sobre el desarrollo de la doctrina cristiana?

CNA: ¿Cuáles cree serán las contribuciones del sínodo alemán para la Iglesia? ¿Cómo influye la Iglesia en Alemania al mundo? ¿Qué ramificaciones tiene esto para la Iglesia, internacionalmente y para Estados Unidos?

Weigel: La Iglesia en Alemania es inmensamente generosa para apoyar el trabajo de la Iglesia Católica en todo el mundo y debe aprender de la experiencia de, digamos, las vibrantes Iglesias locales en África sobre que el Evangelio es liberador y no limitante. Si el Camino sinodal alemán sigue en el camino de la apostasía, podrá darle una lección a toda la Iglesia en el mundo sobre qué cosa no es y no puede ser la “sinodalidad”: un asunto de decidir la verdad de la Revelación y los contenidos del depósito de la fe mediante un “consenso” creado por una burocracia eclesial manipuladora ajustada al Zeitgeist. Y eso será una lección importante a considerar en el Sínodo sobre la “sinodalidad” en 2022.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Uniones homosexuales, Alemania, Iglesia en Alemania, diaconisas, obispos de Alemania, George Weigel, Camino sinodal

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios