3 de febrero de 2014 - 12:13 AM

Biógrafo de Mons. Álvaro del Portillo resalta virtudes del futuro Beato

Redacción ACI Prensa

Mons. Álvaro del Portillo (Foto Facebook)
Mons. Álvaro del Portillo (Foto Facebook)

El profesor de la Universidad Seton Hall y biógrafo de Mons. Álvaro del Portillo, John Coverdale, señaló que la próxima beatificación de quien fuera el Prelado del Opus Dei y segundo de la obra luego de San Josemaría Escrivá, “trae a la fama a un hombre de profunda fe y de amor a Dios”.

En una entrevista concedida a ACI Prensa, Coverdale subrayó que Mons. del Portillo “era un hombre que se acercaba a todo tipo de personas. Él podía hacerse amigo de los porteros en el Vaticano, quienes se acercaban a saludarlo, se interesaba por todos”. Y agregó que “no pueden haber muchas personas que se interesen por los porteros”.

Coverdale es profesor de derecho fiscal y miembro del Opus Dei desde 1957, es el autor de una historia de la prelatura y ahora está trabajando en la biografía de Mons. del Portillo.

La beatificación de Mons. del Portillo será en Madrid (España), su tierra natal, el 27 de setiembre de este año y estará a cargo del Presidente de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato.

Coverdale señaló que el Prelado “tenía la confianza de que el Opus Dei era parte del plan de Dios para la Iglesia, y que él fue llamado a poner toda su vida al servicio para ver que realmente suceda así” y fue “exactamente lo que hizo, trabajó muy duro, incluso hasta los últimos días de su vida a pesar de estar viejo y agotado".

Destacó que la personalidad de San Josemaría Escrivá era entusiasta y llena de vigor, muy diferente a "Don Álvaro que fue una persona mucho más tranquila”, sin embargo, durante su vida mostró una "total disponibilidad" para la Iglesia, sirviendo en varias congregaciones vaticanas y comisiones. Incluso durante el Concilio Vaticano II, se desempeñó como secretario y perito o experto teólogo.

El biógrafo quien trabajó y estudió en la sede del Opus Dei durante cinco o seis años, en la década de 1960, junto a San Josemaría Escrivá de Balaguer, señaló como le impactó la dedicación de Mons. del Portillo para la oración.

"No sólo celebraba Misa todos los días y se recitaba el breviario y el rosario, también hacía por lo menos una hora al día de oración mental. Muchas veces, si él estaba viajando en automóvil, rezaba varias decenas del rosario".

"Hay todo tipo de ocasiones en las que se le ve simplemente regresando a la oración, como una forma de resolver los problemas con la Gracia de Dios”, dijo Coverdale.

Destacó también que “él no hacía ningún tipo de esfuerzo para sobresalir u obtener la atención de las demás personas. Él estaba allí para secundar al fundador en lo que hacía y ayudarlo".

Coverdale manifestó que estaba impresionado de “su enorme talento" y que simplemente el Prelado se destacaría “en caso que fuera necesario".

Describió como “extraordinaria” la importancia de su presencia en el Opus Dei, tanto por su ayuda y por ser el "más estrecho colaborador" del fundador al poco tiempo que ingresó a la Obra en 1935.

Cuando fallece San Josemaría, el Prelado ayudó a mantener la continuidad del espíritu y la práctica del Opus Dei, ayudando a asegurar la condición de la organización como prelatura, en una estructura especial bajo las leyes de la Iglesia y ayudando a asegurar la beatificación de San Josemaría, explicó Coverdale.

La muerte del fundador de los Opus Dei significó para Mons. del Portillo el momento "más dramático" debido a su estrecha amistad con el santo, con el que vivió y comió "todos los días durante 30 años. Él tenía un enorme afecto por él, y fue probablemente la persona que se quedó más triste por la muerte de San Josemaría”.

A pesar de su tristeza. Mons. del Portillo “tomó de inmediato las riendas” y escribió a los miembros del Opus Dei una carta de 30 a 40 páginas relatando la muerte del fundador.

"Debió ser algo muy difícil de hacer, estoy seguro, que él estaba llorando, sabía que tenía que cuidar de los demás", señaló Coverdale.

Desde 1975 hasta su muerte en 1994, Mons. del Portillo encabezó la prelatura personal del Opus Dei.

Mons. del Portillo era ingeniero y tenía doctorados en filosofía, humanidades y derecho canónico, después de su muerte muchas personas han recurrido a él en la oración.

El postulador de la causa de canonización de Mons. del Portillo, Mons.  Flavio Capucci, dijo que ha recibido casi 12 mil informes firmados por los católicos que creen que han recibido favores del futuro Beato.

En el marco de la celebración de beatificación de Mons. del Portillo se han programado varios eventos, como visitas a la Catedral la Almudena de Madrid y otros lugares relacionados con la vida del Obispo y los comienzos del Opus Dei.

Etiquetas: España, Beatificaciones, Opus Dei, Mons. Álvaro del Portillo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios