El Papa Benedicto XVI expresó su certeza de que ante las pruebas y dificultades como las de los últimos días, relacionadas a la filtración de documentos reservados del Vaticano, el Espíritu Santo sostiene siempre a la Iglesia.

El Santo Padre se refirió así a los últimos acontecimientos que involucran a su mayordomo, Paolo Gabriele, acusado de filtrar documentos reservados a la prensa, razón por la cual está siendo investigado.

Sobre este tema el Papa dijo que "l

os acontecimientos de estos días, referidos a la Curia y a mis colaboradores, han llevado tristeza a mi corazón; pero nunca se ha ofuscado la firme certeza de que, a pesar de las debilidades del hombre, las dificultades y las pruebas, el Espíritu Santo guía la Iglesia y el Señor la ayudará siempre sosteniéndola en su camino"
.

"

Sin embargo

Más en Vaticano

–continuó– se
han multiplicado las conjeturas, amplificadas por algunos medios de comunicación, del todo arbitrarias, y que han ido mucho más allá de los hechos, ofreciendo una imagen de la Santa Sede que no se corresponde con la realidad".

(El artículo continúa después)

Por ello, el Santo Padre alentó y renovó su "

confianza a mis más estrechos colaboradores, así como a cuantos me ayudan en el cumplimiento de mi ministerio cotidianamente, con fidelidad, espíritu de sacrificio y en el silencio".