19 de setiembre de 2003 - 2:09 PM

Avanza proceso de beatificación de carabinero que salvó a 22 rehenes de los nazis

Redacción ACI Prensa

Avanza proceso de beatificación de carabinero que salvó a 22 rehenes de los nazis

La agencia de noticias ANSA informó que en dos años podría ser elevado a los altares Salvo D'Acquisto, el carabinero italiano que en 1943 dio su vida para salvar a 22 rehenes que serían ejecutados por los nazis en una represalia. Según ANSA, fuentes confiables de la Santa Sede señalaron que el proceso está en marcha y es analizado por la comisión vaticana competente.

La agencia señaló que “el fascículo dedicado al vicesargento napolitano muerto a los 23 años por los nazis en Palidoro, cerca de Roma, es rubricado por la Congregación vaticana para las causas de los santos en el puesto 168 en las ‘positiones’ destinadas al examen de los consultores teólogos”.

Esto significaría que, según la marcha normal, faltan dos años para que la beatificación ingrese en su fase definitiva.

La historia

Salvo D'Acquisto ingresó como voluntario en la institución de los Carabineros de Italia en 1939. Una semana después de ser promovido a vicesargento, fue destinado a la estación de Torrimpietra, una villa rural a 30 kilómetros de Roma.

El 8 de septiembre de 1943, una avanzada militar de Alemania se instaló en un cuartel, en los alrededores de Torrimpietra y la tarde del 22 de septiembre, algunos soldados alemanes, rebuscando en una caja, provocaron el estallido de una granada: uno de los militares resultó muerto y los otros dos quedaron gravemente heridos.

Los alemanes atribuyeron el hecho, totalmente fortuito, a un atentado de los partisanos.

Al día siguiente, el líder nazi se dirigió a la estación de Torrimpietra para buscar al comandante pero sólo encontró a D'Acquisto a quien ordenó localizar a los responsables del atentado.

El joven suboficial intentó en vano de explicar que fue un trágico accidente. El oficial alemán decidió llevar a cabo una represalia ejemplar, cercando Torrimpietra y arrestando a 22 ciudadanos.

Los nazis los llevaron en un camión a los pies de la Torre de Palidoro para ejecutarlos. D'Acquisto acudió por segunda vez al líder nazi que entonces obligaba a los rehenes a cavar una fosa común con sus propias manos.

En ese momento, Salvo D'Acquisto se acusó como responsable del atentado y pidió que los rehenes fueran liberados. Murió pocos minutos después, ejecutado por el pabellón de fusilamiento.

El 4 de noviembre de 1983, en la sede del Ordinariato Militar, se instaló el Tribunal eclesiástico para decidir la causa de beatificación de Salvo D'Acquisto.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios