12 de octubre de 2003 - 2:10 PM

Auténtica familia requiere de matrimonio indisoluble, recuerda Arzobispo español

Redacción ACI Prensa

Auténtica familia requiere de matrimonio indisoluble, recuerda Arzobispo español

En su carta semanal, el Arzobispo de Valencia, Mons. Agustín García-Gasco, explicó que frente a diversos modelos que están fomentando “la unión inestable de la pareja”, urge recordar que la “unión exclusiva e indisoluble entre un hombre y una mujer es la relación más perfecta para formar una auténtica familia”. En el mensaje titulado “Cultura familiar”, el Prelado calificó como “paradójico” que “el sentido ecológico que impregna buena parte del pensamiento actual no se detenga ni siquiera a reflexionar sobre qué es lo que la naturaleza ha diseñado y dispuesto para la familia, para la procreación, cuidado y crecimiento de cada ser humano”.

Con la familia no se deben hacer experimentos”, afirmó el Arzobispo y agregó que la Iglesia “debe huir de la tentación de transigir, de pactar, de rendirse ante la adversidad, de hacer el juego a quienes atentan contra la familia”.

La Iglesia “está llamada a romper la inercia intelectual de los que creen que la familia es algo del pasado, que debe evolucionar hacia la pareja inestable. La familia está llamada a renovar la sociedad”, añadió el Prelado.

El Arzobispo exhortó a los cristianos a proclamar “la verdad sobre el matrimonio y la familia” porque los jóvenes necesitan “una respuesta que vaya a las raíces y explique su sed íntima de amor verdadero, de complementariedad, de captar el sentido adecuado de la sexualidad y de su colaboración con Dios en la transmisión de la vida humana”.

Mons. García-Gasco explicó cómo los fracasos familiares “no son considerados por gran parte de la sociedad europea como errores que hay que analizar, prevenir y corregir, sino como ejercicios legítimos de la libertad”; y recordó que “la infidelidad, el engaño o abandono entre los esposos son conductas que destruyen el amor y la confianza depositadas, provocando un maltrato psicológico y moral al otro cónyuge y también al resto de la familia”.

El Prelado hizo un llamado a “descubrir la verdad de la familia como íntima comunión de vida y amor, abierta a la procreación de nuevas personas, comprometida con la educación de los hijos, solidaria con las demás familias, llamada a renovar la vida de la sociedad”.

En su carta, sostuvo que el Encuentro Internacional de las Familias, “que el Santo Padre ha confiado a Valencia para el año 2006, será una gran oportunidad para fomentar los valores familiares que aportan estabilidad y felicidad a cada individuo y a la sociedad”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios