15 de agosto de 2008 - 2:36 PM

Asunción revalora dignidad de cuerpo humano muchas veces despreciado, recuerda Obispo español

Redacción ACI Prensa

Asunción revalora dignidad de cuerpo humano muchas veces despreciado, recuerda Obispo español

El Obispo de Tarazona (España), Mons. Demetrio Fernández González, señaló que en la fiesta de la Asunción se revalora el cuerpo humano que muchas veces "es despreciado, es tratado como una cosa" por la sociedad contemporánea.

Tantas veces el cuerpo "es torturado, es considerado como un burro de carga, es tratado como un objeto de placer sexual, que se compra y que se vende", sin embargo esta celebración "nos llena de esperanza, porque Dios nos muestra que el cuerpo humano ya no es una cosa, sino que en María ha alcanzado su más alta dignidad", indicó el Prelado en un mensaje por la fiesta de la Asunción de Santa María al Cielo.

Tras indicar que "las fiestas de la Virgen producen una alegría especial en quienes nos sentimos hijos de ella", precisa que María ha sido llevada al cielo "también con su cuerpo de mujer" y esto debe acrecentar "nuestro gozo, pues la salvación de Cristo afecta al hombre entero, cuerpo y alma".

"La salvación de Cristo no es algo platónico, espiritualista" sino que "afecta al hombre entero", destaca Mons. Fernández. "El cuerpo humano no es la cárcel del alma, no es un vestido que se muda", continúa, sino que gracias a la Encarnación de Jesucristo "que se ha hecho hombre de verdad, se ha convertido en lugar donde brilla la gloria de Dios".

Asimismo, señala que "el cuerpo es la epifanía de la persona, está llamado a correr la misma suerte que el alma" y agrega que "la redención de Cristo ha llegado en primer lugar y de manera completa a María" por eso en ella se contempla "lo que un día llegará a nosotros".

En otra parte el Obispo de Tarazona recuerda que "la Asunción de la Virgen significa que, terminada su vida en la tierra, fue llevada al cielo" y por eso nos hace tomar conciencia de que "el cielo es nuestra patria, es nuestra meta" hacia donde se dirige nuestra vida.

"La fiesta de hoy nos invita a pensar en el cielo, a desear el cielo, a suspirar por el cielo, pues hemos sido creados para ir al cielo" y aunque el "caminar en la fe supone cierta fatiga" no "descansaremos del todo hasta que lleguemos allí", sostiene.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios