El Arzobispo de Managua, Mons. Leopoldo Brenes, llamó a las nuevas autoridades a despojarse de sus intereses partidarios y unirse para "llevar en alto la única bandera que nos cobija a todos: la azul y blanco de nuestra patria".

Durante la Misa de Acción de Gracias por haber tenido unas elecciones presidenciales limpias y sin problemas, el Prelado afirmó que "toda colaboración tiene valor. Nicaragua necesita del aporte de todos los nicaragüenses para llevar adelante el desarrollo y el progreso del país".

En su homilía, Mons. Brenes recordó que el 15 de agosto la Conferencia Episcopal Nicaragüense pidió a todos los sacerdotes orar para que los comicios se realizaran de forma pacífica. Añadió que "hace una semana (el día de las elecciones) hemos sentido esa experiencia", por lo que ahora nos reunimos "en acción de gracias".

A la Eucaristía celebrada en la Catedral asistieron el Presidente electo Daniel Ortega y los ex candidatos Eduardo Montealegre de la Alianza Liberal Nicaragüense y el ex guerrillero Edén Pastora, conocido como "comandante Cero".

  • Tags: