10 de mayo de 2009 9:35 pm

Arzobispo italiano suspende comunión en la mano para evitar abusos contra Eucaristía

Redacción ACI Prensa

Cardenal Carlo Caffarra, Arzobispo de Bolonia (Italia)
Cardenal Carlo Caffarra, Arzobispo de Bolonia (Italia)

El Arzobispo de Bolonia, Cardenal Carlo Caffarra, decidió prohibir la comunión en la mano en tres iglesias de su jurisdicción y pidió a los sacerdotes mucha cautela para evitar que se sigan cometiendo abusos contra la Eucaristía.

Según informó la prensa local, la Oficina de Pastoral de las Comunicaciones Sociales de la Arquidiócesis de Bolonia publicó un comunicado oficial con las nuevas disposiciones del Purpurado.

El texto recuerda que hace veinte años, en 1989, "entraba en vigor la resolución de la Conferencia Episcopal Italiana, que autorizaba, con la aprobación de la Santa Sede, la distribución de la Sagrada Comunión en la mano".

Sin embargo, precisa que en los últimos tiempos se han recibido notificaciones de graves abusos sobre esta decisión por lo que el Cardenal Caffarra decidió que en la Catedral de San Pedro, la Basílica de San Petronio y el Santuario de la Virgen de San Lucas, "la comunión se distribuya a los fieles únicamente sobre la lengua".

Según una carta del pro-vicario general de Bolonia, Mons. Gabriele Cavina, se han originado "graves abusos", porque "hay quienes se llevan las Sagradas Especies para tenerlas como 'souvenirs'", "quienes las venden", o peor "quienes las llevan para profanarlas en ritos satánicos".

El sacerdote explicó que, "por desgracia, se han repetido casos de profanación de la Eucaristía aprovechando la posibilidad de recibir el Pan consagrado en la palma de la mano, sobre todo, pero no exclusivamente, en las grandes celebraciones o en las grandes iglesias que son lugares de paso de numerosos fieles. Por este motivo es bueno para controlar el momento de la Santa Comunión a partir del cumplimiento de las normas comunes por todos bien conocidas".

El Cardenal Caffarra pidió que durante las Misas, "los servidores asistan al Ministro, en la medida de lo posible, vigilando de que cada fiel, después de haber recibido el Pan consagrado lo consuma de inmediato ante el Ministro y por ningún motivo sea llevado de allí, o colocado en un bolsillo o en sacos o en cualquier otro lugar, o caiga al suelo y sea pisado".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios