2 de agosto de 2009 - 4:11 PM

Arzobispo Gómez explica cómo leer "Caritas in veritate"

Redacción ACI Prensa

Mons. José Gómez, Arzobispo de San Antonio (Estados Unidos)
Mons. José Gómez, Arzobispo de San Antonio (Estados Unidos)

El Arzobispo de San Antonio, Mons. José Gómez, alentó a los fieles a leer la encíclica "Caritas in veritate", porque "es no sólo una verdadera fuente de orientaciones para todo católico, sino que constituye un valioso aporte en la construcción de ese edificio que es la doctrina social de la Iglesia".

En su artículo "Una encíclica histórica para la economía global", el Prelado advirtió que para comprender plenamente el texto pontificio este debe ser leído "en el amplio contexto de la doctrina social de la Iglesia", y no como ha sucedido con los medios seculares o con quienes apoyan diferentes teorías económicas, pues algunos han querido encontrar en ella "una reafirmación de sus propias tendencias ideológicas o políticas".

Por ello, destacó del documento cinco puntos que deben ser tomados en cuenta por los cristianos al momento de leerlo, como el hecho de que la doctrina social de la Iglesia no da soluciones técnicas, sino que brinda "un conjunto de propuestas para la organización de la vida pública" y "que emanan de la caridad cristiana y se rigen por la Verdad".

En ese sentido, añadió que el centro de esta doctrina es el ser humano y su auténtico desarrollo que no se limita al progreso material, tal como enseñó Pablo VI en la "Populorum Progressio", que advierte la necesidad de "pensadores de reflexión profunda que busquen un humanismo nuevo" para que el hombre se halle a sí mismo y asuma "los valores superiores del amor, de la amistad, de la oración y de la contemplación".

Asimismo, recordó que la doctrina social de la Iglesia no puede separarse de la defensa del derecho a la vida y el anuncio del Evangelio, pues como dice Benedicto XVI, una sociedad no puede tener bases sólidas si por un lado defiende valores como la dignidad de la persona, la justicia y la paz, y por otro acepta y tolera "las más variadas formas de menosprecio y violación de la vida humana".

"Todos los aspectos propios del mundo contemporáneo, como son la globalización o el acelerado desarrollo de la tecnología, pueden y deben ser analizados y juzgados desde la Fe y la razón, para promover lo que tienen de bueno y prevenir lo que tienen de dañino para el ser humano", añadió.

Como último punto, el Arzobispo de San Antonio recordó a los fieles su derecho y deber "de llevar el Evangelio al ámbito público (…), porque la construcción de un mundo sin Dios lleva necesariamente a la construcción de sistemas que van en contra el ser humano".

Benedicto XVI, señaló, se preocupa por el desarrollo auténtico del ser humano a través de la doctrina social católica, por ello "no sólo dedica dos de los seis capítulos de su nueva encíclica, sino que atraviesa todo el documento".

"Animo de corazón no sólo a los católicos de la Arquidiócesis, sino a todos los cristianos y hombres y mujeres de buena voluntad a leer la encíclica del Papa, para redescubrir la sabiduría bimilenaria de la Iglesia, y la teología profunda e innovadora del Papa Benedicto XVI", finalizó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios