El Arzobispo de Alepo (Siria) Mons. Jean-Clément Jeanbart, señaló que la Iglesia necesita cristianos en oriente medio” y por ello es vital “poner fin a la emigración” de fieles de esta región.

En declaraciones a la organización Ayuda a la Iglesia que Sufre (AIS), el Prelado pidió “hacer todo lo que esté en nuestras manos para animar a los cristianos a permanecer” en Siria. Indicó que actualmente son 17 millones de personas, el diez por ciento de la población, “y son auténticos testigos de Cristo y el Evangelio”.

Asimismo, dijo que los feligreses sirios sufren el fundamentalismo y violencia islámica. Por ello, señaló, es importante el diálogo “interreligioso como ecuménico”. Anunció que está planificando en su diócesis “la creación de un centro para el diálogo y la reconciliación”.
  • Tags: