7 de setiembre de 2003 - 2:09 PM

Arzobispo denuncia campaña de los medios para imponer “anti-moral” en Argentina

Redacción ACI Prensa

Arzobispo denuncia campaña de los medios para imponer “anti-moral” en Argentina

El Arzobispo de Resistencia, Mons. Carmelo Giaquinta, denunció esta semana una campaña “muy bien orquestada” de los medios de comunicación en el país orientada a “demoler los mejores logros morales de la humanidad e imponer una moral distinta”. El Prelado explicó que “no hay prácticamente una semana en que los medios no informen de alguna iniciativa” para instaurar en la sociedad una anti-moral que “que no deja respiro, y la mayoría de los ciudadanos quedan aturdidos y sin capacidad de reaccionar”.

La última señal de esa campaña –advirtió el Arzobispo– “fue el pasado 21 de agosto, cuando dos mujeres formalizaron su unión civil en el Registro Civil de Buenos Aires, lo que constituye la primera de estas características entre lesbianas en la Argentina y en Latinoamérica. Y antes, el 18 de julio, fue la celebración de una unión civil de dos homosexuales, también la primera en la Argentina y en América Latina”.

Junto con ello, está “el convenio suscrito entre el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes con la Sociedad de Integración Gay Lésbica Argentina (SIGLA), por el cual esta organización, a cambio de una contraprestación dineraria sufragada por el erario público, colabora en la educación de los menores”, agregó el Prelado.

“Que el ser varón o el ser mujer acontezca a veces con ciertos desajustes psíquicos, fisiológicos e incluso sociales –se preguntó–, ¿invalida el valor de lo masculino y lo femenino y la mutua relación entre ambos? ¿La realidad de los sexos debe ser tratada a partir de los desajustes de la naturaleza humana? ¿O a partir de su integridad? ¿El hecho que durante siglos se haya faltado el respeto que merecen los homosexuales y las lesbianas, justifica que ahora se agreda con tanta saña a la familia? ¿Sobre qué bases debe reconstruirse la patria derrumbada? ¿Sobre las mejores expresiones de la naturaleza del hombre o sobre las modas impuestas a través de los medios?”

Asimismo, el Arzobispo explicó que “la distinción de los sexos es una de las experiencias fundamentales que hace el ser humano todos los días. De la manera más natural. Casi sin darse cuenta. Se es varón, o se es mujer. Nuestros hijos en casa son nene o nena. Lo mismo en la escuela, y también en la catequesis. Y en todas las demás circunstancias de la vida: en el trabajo, en la universidad, en la diversión. Y sobre todo, en el matrimonio, donde el varón se dona totalmente a la mujer, y la mujer al varón, y ambos forman así una sociedad singularísima al servicio del amor mutuo y de la vida”.

“El hecho de ser varón o mujer surge de la evidencia psicosomática de ambos. No son afirmaciones bíblicas o religiosas impuestas a la realidad, sino lo contrario: verificaciones de la realidad que pasaron a integrar el universo de la Biblia”, resaltó el Prelado.

Doctrina no nos falta a los cristianos. Pero muchas veces no la conocemos en profundidad, ni sabemos enunciarla de manera adecuada al hombre de hoy. Con frecuencia también nos falta convencimiento. Y ello porque no nos detenemos a contemplar el ser sexuado del hombre, que es primer Evangelio en el que Dios nos revela el misterio de éste”, concluyó el Arzobispo.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios