10 de septiembre de 2018 10:38 am

Arzobispo de Barcelona llama a la concordia ante festividad en Cataluña

Redacción ACI Prensa

Cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona (España). Foto: Daniel Ibañez/ACI Prensa
Cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona (España). Foto: Daniel Ibañez/ACI Prensa

El martes 11 de septiembre se celebra el día de Cataluña, también conocido como Diada. Ante la crisis política y social que se vive en esta zona tras el desafío independentista de España, el Arzobispo de Barcelona, Cardenal Juan José Omella, envió una carta pastoral para hacer un llamamiento a la concordia para alcanzar “una situación justa”.

En su carta semanal, el Cardenal Omella explicó que ante la celebración del Día de Cataluña que tendrá lugar el próximo martes 11 de septiembre, le vienen a la memoria las palabras de una oración atribuida a San Francisco de Asís.

En esta oración se pide al Señor ser “un instrumento de tu paz. Que allá donde hay odio, yo ponga el amor. Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón. Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión. Que allá donde hay error, yo ponga la verdad”.

Además animó a que esta Diada se haga presente “el espíritu franciscano, tan arraigado en la cultura catalana”.

El Cardenal Omella hizo esta referencia a la paz y la concordia ante la división política y social que se vive en Cataluña después de que el pasado 1 de octubre tuviera lugar un referéndum de independencia ilegal y se declararan independientes de manera unilateral de España.

“En las actuales circunstancias, es posible que alguien piense que esto es una utopía. Pero hay utopías que, con la buena voluntad de todos y con creatividad, acaban convirtiéndose en realidad”, precisó el Arzobispo de Barcelona.

Ante la división política y social en Cataluña, el Purpurado hizo también una “llamada a la concordia” porque, según aseguró, “sólo en un clima de concordia es posible avanzar hacia “una solución justa a la situación creada que sea mínimamente aceptable para todos, con un gran esfuerzo de diálogo desde la verdad, con generosidad y búsqueda del bien común”.

El Cardenal Omella recordó unas declaraciones que los obispos de las diócesis catalanas hicieron el pasado febrero en donde pidieron hacer un esfuerzo “en rehacer la confianza mutua”  en la sociedad catalana en la que “se da una gran pluralidad cultural, política y también religiosa”.

Los obispos catalanes entonces pidieron como objetivo prioritario “la cohesión social, la concordia, sentirnos próximos los unos a los otros y el respeto a los derechos de todas las personas que viven en Cataluña”.

El Arzobispo de Barcelona también explicó en relación a la concordia que en los últimos tiempos se han vivido “hechos y signos positivos” y manifestó su deseo de que se cree “un clima nuevo”, por eso animó a “construir puentes” y “fomentar una convivencia vital y confiada”.

“La Iglesia católica debe ser un factor de cohesión social, una instancia que busque y promueva caminos de buena voluntad, caminos de esperanza y paz, caminos de comunión y no de confrontación”, precisó el Cardenal Omella.

Por eso pidió que se rece la oración de San Francisco ya que, según explicó, “tiene el mérito de ser tan universal que la pueden hacer suya todos los hombres y las mujeres de buena voluntad, sea cual sea su religión o actitud ante las creencias”.

Además el Purpurado recordó la oración por el propio país o propia ciudad que hay en el Misal Romano y en la que se hace referencia “al espíritu de concordia” y en la que se pide a Dios “que con admirable providencia gobierna el mundo” atienda las peticiones y ruegos por nuestro país “para que la sabiduría de sus autoridades y la honestidad de sus ciudadanos robustezcan la concordia y la justicia y podamos vivir en la paz y el progreso constante”.

Puede leer la carta íntegra AQUÍ.

Etiquetas: España, Iglesia en España, Cataluña, independencia, Unidad, Cardenal Omella

Comentarios