25 de marzo de 2009 - 1:49 AM

Arzobispo argentino recuerda que la vida es el primer derecho humano a respetar

Redacción ACI Prensa

Arzobispo argentino recuerda que la vida es el primer derecho humano a respetar

"Entre las principales tareas que tenemos como cristianos y como ciudadanos están la vida y la familia. Ambas, la vida y la familia están íntimamente relacionadas. La vida, como don de Dios y el primero de los derechos humanos que debemos respetar, desde su fecundación hasta su término natural", destacó el Arzobispo de Corrientes, Mons. Andrés Stanovnik.

El Prelado también explicó que "la familia, fundada en el matrimonio entre varón y mujer, como la célula básica de la sociedad y la primera responsable de la educación de los hijos",

Al referirse al Día del Niño por Nacer, que se celebra hoy, el Prelado recordó que "en Aparecida (la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y el Caribe), lo primero que hicimos, al tratar el tema de la vida y la familia, fue alabar a Dios por el don maravilloso de la vida y por quienes la honran y la dignifican al ponerla al servicio de los demás; por el espíritu alegre de nuestros pueblos que aman la música, la danza, la poesía, el arte, el deporte y cultivan una firme esperanza en medio de problemas y luchas".

"Alabamos a Dios –dijo– porque siendo nosotros pecadores, nos mostró su amor reconciliándonos consigo por la muerte de su Hijo en la cruz. Lo alabamos porque ahora continúa derramando su amor en nosotros por el Espíritu Santo y alimentándonos con la Eucaristía, pan de vida. Proclamamos con alegría el valor de la familia en América Latina y El Caribe".

Tras asegurar que "la familia debe ser una escuela de fe para todos sus integrantes, porque ella ofrece a los hijos un sentido cristiano de existencia y los acompaña en la elaboración de su proyecto de vida como discípulos misioneros", el Prelado indicó que "por eso, sentimos un profundo agradecimiento a Cristo que nos revela que Dios es amor y, optando por vivir en familia en medio de nosotros, la eleva a la dignidad de Iglesia Doméstica".

Por ellos, comentó luego, "en Aparecida, pedimos que los legisladores, gobernantes y profesionales de la salud, conscientes de la dignidad de la vida humana y del arraigo de la familia en nuestros pueblos, la defiendan y protejan de los crímenes abominables del aborto y de la eutanasia; y recordamos que ésta es su responsabilidad".

Mons. Stanovnik sostuvo que "el niño que está creciendo en el seno materno y las personas que se encuentran en el ocaso de sus vidas, son un reclamo de vida digna que grita al cielo y que no puede dejar de estremecernos".

Finalmente insistió en que "si queremos sostener un fundamento sólido e inviolable para los derechos humanos, es indispensable reconocer que la vida humana debe ser defendida siempre, desde el momento mismo de la fecundación. De otra manera, las circunstancias y conveniencias de los poderosos siempre encontrarán excusas para maltratar a las personas".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios