19 de diciembre de 2011 - 9:20 PM

Ante secularización de la sociedad, Benedicto XVI pide ser firmes en la fe

Redacción ACI Prensa

Ante secularización de la sociedad, Benedicto XVI pide ser firmes en la fe

Al recibir a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nueva Zelanda y del Pacífico, el Papa Benedicto XVI los animó a vencer el secularismo que amenaza al matrimonio y a la estabilidad de las familias afirmando a los católicos en la fe.

"En este contexto, la lucha por llevar una vida digna de nuestro llamado bautismal, y la abstinencia de las pasiones terrenales que libran una guerra contra nuestras alma, se hace cada vez más difícil. Sin embargo, sabemos que en última instancia, la fe cristiana ofrece una base más segura para la vida que la visión secular, pues es sólo en el misterio del Verbo hecho carne que el misterio del hombre se hace realmente claro", recordó.

El Papa indicó que ante el secularismo, cada vez más frecuente en las sociedades, la fe debe mantener firmes a los cristianos, y lamentó que esta sea "una realidad que tiene un impacto significativo en la incomprensión y en la práctica de la fe católica. Lo cual se ve específicamente en la apreciación debilitado de la sagrada naturaleza del matrimonio cristiano y la estabilidad de la familia".

Recordó que la fe cristiana "se basa en la Palabra hecha carne, Jesucristo", y por tanto, "la nueva evangelización no es un concepto abstracto sino una renovación de una auténtica vida cristiana basada en las enseñanzas de la Iglesia".

Por otro lado, señaló que los Obispos y los sacerdotes están llamados a ser protagonistas en la formulación de esta respuesta de acuerdo a las necesidades locales y las circunstancias en sus distintos países y entre sus poblaciones. Y animó mediante el fortalecimiento de los vínculos visibles de comunión eclesial a crear "un sentido cada vez más fuerte de la fe y la caridad, de modo que aquellos a quienes servís, a su vez, puedan imitar vuestra caridad y ser embajadores de Cristo, tanto en la Iglesia y como en el ámbito civil".
Asimismo, el Santo Padre señaló la importancia de la formación continua en la vida sacerdotal.

"Sabemos que los buenos sacerdotes, sabios y santos son los mejores promotores de las vocaciones al sacerdocio", dijo.

"En un mundo afectado por una ‘profunda crisis de fe’, asegurad también que los seminaristas para reciban una formación completa que les prepare para servir al Señor y el amor a su rebaño según el corazón del Buen Pastor", agregó.
Finalmente, el Santo Padre agradeció a los miles de hombres y mujeres religiosos, de la pastoral, de la catequesis y la educación, de vida contemplativa, y los fieles laicos que difunden la Palabra y son los portadores del bienestar y la salvación de la Iglesia.

Cuidar con celo nuestra fe y el apoyarnos en ella, "sin duda, dará mucho fruto en la viña del Señor", concluyó el Santo Padre.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios