30 de abril de 2009 2:02 pm

Ante epidemia, Arzobispo mexicano recuerda que "dependemos de Dios"

Redacción ACI Prensa

Ante epidemia, Arzobispo mexicano recuerda que "dependemos de Dios"

En un comunicado dado a conocer ayer, el Arzobispo de Chihuahua, Mons. José Fernández Arteaga, hizo una reflexión sobre la emergencia sanitaria actual en el país y resaltó que "esta situación que vivimos, nos cuestiona sobre el verdadero, personal y comunitario convencimiento de nuestra fe, que nos revela que dependemos de Dios".

En el texto el Prelado destacó que si bien Dios "nos ha dado el mandato de crecer, multiplicarnos y cuidar la tierra, sabemos que sigue siendo dueño de ‘nuestro’ cuerpo, de ‘nuestros’ miembros y de ‘nuestra’ salud".

Seguidamente el Arzobispo recordó que "el quinto mandamiento (No matarás) nos manda respetar la vida que llamamos nuestra y la de los demás" por lo que "las precauciones que libremente tomamos, son una manera de manifestar el amor que tenemos por los demás, para proteger la salud de ellos y la nuestra, con lo que cumplimos la voluntad del Señor".

Al referirse luego al Domingo, el Prelado recordó que éste es el "día del Señor, si por esta ocasión no podemos participar en la asamblea eucarística, será oportunidad de conversar con Él, en la asamblea familiar, escucharlo en su palabra que también se expresa en los acontecimientos y comprometernos con cariño filial en guardar siempre su cercanía con nosotros".

La Iglesia, continuó, "nos pide que el domingo los fieles (además de la obligación de la misa) 'se abstendrán además de aquellos trabajos y actividades que impidan dar culto a Dios, gozar de la alegría propia del día del Señor o disfrutar del debido descanso de la mente y del cuerpo'. Eso sí nos seguirá urgiendo en ese día".

"Con toda conciencia, no quiero sugerir ningún 'rezo' o 'fórmula de oración' para estos días sin Eucaristía. La oración de contemplación, de escucha, de expresión que nace de lo hondo de nuestro ser, será una manera de celebrar el día del Señor", añadió y precisó que "para los otros días, tenemos las oraciones con que la tradición cristiana nos ha enriquecido".

Tras comentar que "las visitas personales a nuestros templos, especialmente en donde tenemos la presencia del Señor en la Hostia Consagrada, podrán revalorarse", Mons. Fernández invitó a "todos los presbíteros a que celebren la Misa diariamente, en forma privada, para alcanzar de Dios la liberación de la epidemia y sus consecuencias".

Para leer el comunicado completo, ingrese a: http://www.cem.org.mx/component/content/article/508/508.html 

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios